La concertada no lograr frenar la marginación de la Religión en la «ley Celaá»

La asignatura no aparece en la nueva ley, al menos, junto al resto de asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato (la Lomce la incluía como específica en los dos primeros niveles y a escoger en el tercero)

MADRIDActualizado:

El anteproyecto del Gobierno no solo margina el castellano, también lo hace con la Religión. La asignatura no aparece en la nueva ley, al menos, junto al resto de asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato (la Lomce la incluía como específica en los dos primeros niveles y a escoger en el tercero).

La Religión aparece en la nueva ley separada del resto, en las disposiciones adicionales segunda y tercera. Por si esto fuera poco, el pasado martes se consiguió eliminar un apartado de la Lomce que dejaba la determinación sobre el currículo y los libros de texto a las autoridades religiosas.

El informe de la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado pidió la recuperación de dicho apartado. Sin embargo, hace dos días, cuando se celebró el pleno del máximo órgano consultivo del Estado en materia de Educación, se consiguió dejarlo en la nada. ¿Cómo fue posible?

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (Ceapa) y la Confederación Intersindical de Galicia (Ciga) presentaron una enmienda, que fue aprobada, para eliminar del informe la recuperación del apartado tres. En consecuencia, la Religión quedará reflejada tal como ya está en el texto de Celaá. Ademas, el Gobierno anunció que la asignatura no tendrá alternativa. Es decir, si el alumno no la cursa no tendrá que elegir otra, podrá irse a casa o al recreo con lo cual las posibilidades de que se curse son mínimas.

Por otro lado, el Gobierno anunció que la Religión no computará para la nota media en los accesos a la universidad o becas.