La ministra de Educación, Isabel Celaá, preside la Conferencia Sectorial de Educación
La ministra de Educación, Isabel Celaá, preside la Conferencia Sectorial de Educación - EFE

Las comunidades del PP califican la «ley Celaá» de «chapuza cósmica» y advierten de que con ella «ganan los independendistas»

El consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey ha criticado enérgicamente la nueva ley educativa que prepara el Gobierno y que ha tildado de «chapuza cósmica» y que con ella «hoy ganan los independendistas». Lo hizo en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación presidida por la ministra de Educación Isabel Celaá y en la que se presentará la reforma educativa a las comunidades

MADRIDActualizado:

El consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey ha criticado enérgicamente la nueva ley educativa que prepara el Gobierno y que ha tildado de «chapuza cósmica». Rey ha advertido de que el anteproyecto de Ley Orgánica por el que se modifica la LOE, aprobada por los socialistas en 2006, y que deroga la Lomce (o «Ley Wert») permitirá a las comunidades hacer lo que quieran y, «con impunidad contar la historia que ellos quieren, con los resultados que ya hemos visto en Cataluña». «Hoy ganan los independendistas», criticó.

Rey se refiere a la posibilidad que da el anteproyecto de que cada comunidad decida cuántas asignaturas impartir en su lengua vehiular y cuántas en castellano. «Es una irresposablidad del sentido de Estado, pero claro, son sus socios parlamentarios y este es un Gobierno débil», lamentó el consejero del PP.

Las declaraciones de Rey se hicieron en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación presidida por la ministra del ramo, Isabel Celaá para presentar a las comunidades el anteproyecto que pretenden hacer llegar a toda prisa a finales de enero pese a las innumerables críticas por la falta de consenso.

De hecho, ayer varias organizaciones educativas criticaron la falta de acuerdo y las prisas (tres enmiendas por minuto) con que se aprobó el texto de Celaá en el Consejo Escolar del Estado, el máximo órgano consultivo del Estado en educación en el que se presentaron un total de 551 enmiendas a la reforma educativa del Gobierno de las que se aprobaron 120. El Gobierno consiguió, entre otras medidas, mantener el redactado que da alas a Cataluña para decidir cuántas asignaturas da en castellano y cuántas en catalán. Rey criticó a la entrada al Ministerio de Educación que ni siquiera tenía el texto definitivo aprobado ayer.

El consejero de Educación de La Rioja, Alberto Galiana, que habló e nombre de todas las comunidades del PP (Castilla y León, Galicia, Madrid, Murcia y La Rioja) aseguró sentirse defraudado por la «falta de respeto institucional», así como por la «falta de formas» del ministerio de Educación en la redacción de la nueva Ley. De hecho, como Rey, también criticó la falta de tiempo para analizar cuáles fueron las enmiendas aceptadas en el Consejo Escolar del Estado. «Revela la falta de voluntad de llegar a acuerdos y supone un abandono definitivo del Pacto de Estado». El texto de Celaá es, a su juicio, «el menos participado por las comunidades autónomas de la democracia».

Por su parte, el consejero de Educación de Comunidad Valenciana, Vicent Marzà aplaudió el texto de Celaá y aseguró sentirse contento por dejar «el paso atrás que supuso la Lomce». Sin embargo, pidió más avances, entre ellos, el fomento de la coeducación. «Ponemos a disposición el trabajo que hemos hecho en la Comunidad Valenciana con los coordinadores de Igualdad en cada centro para mejorar la coeducación y también hay que dejar claro en esta ley que no hay que segregar niños y niñas, no podemos estar en el siglo XXI separando niños y niñas y después hacer discursos públicos para que haya igualdad».

Por su parte, la consejera de Educación de Andalucía, Sonia Gaya, señaló, en la misma línea que Marzà, que está de acuerdo con el texto: «Llevamos años hablando de los aspectos perniciosos y segregadores de la Lomce, y que no atienden la individualdad del alumno. Creemos que era necesario afrontar estos cambios y por eso apoyaremos esta propuesta».

La consejera de Navarra, María Solana, de Geroa Bai, uno de los partidos que forman el Gobierno navarro, confió en que sean mayoritarias las comunidades que aprueben la propuesta. Si bien calificó de improcedente que las comunidades del PP se levantasen de la mesa en la última conferencia, admitió que «tenían razones».

Vox y la propuesta de devolución de competencias en educación al Estado

Preguntados por la propuesta de Vox en Andalucía para el acuerdo de investidura de devolverle las competencias de educación al Estado, todas las comunidades, tanto del PP como del PSOE (así como Navarra), mostraron su rechazo. «Es un disparete», dijo Rey, mientras que Gaya apuntó que la propuesta no resuelve nada, y que no se puede «decidir a 600 kilómetros las necesidades de una región concreta y las necesidades en Educación». «El autogobierno es fundamental y no vemos nada que justifique renunciar a el, tendrán que explicarlo más allá del interés partidiario y político», criticó Solana.