El centro de salud de Trebujena, el día de su inauguración.
El centro de salud de Trebujena, el día de su inauguración.
Cádiz

Trebujena, el pueblo en alerta por la listeriosis donde hasta el alcalde comió carne mechada

El primer edil advierte de que al menos 30 personas son sospechosas de ser afectadas

La Feria de la localidad coincidió con el brote de la enfermedad en una localidad en la que es «muy habitual» consumir este producto

F. M. G.
CádizActualizado:

El brote de listeriosis sigue afectando a la provincia de Cádiz, aunque la mayoría de los casos son leves. A pesar de que la cifra de hospitalizados en Andalucía se ha mantenido en 53 - 2 menos en Cádiz, que mantiene tres pacientes ingresados según el último parte médico-, el número de afectados por listeriosis ha ascendido a 131, mientras se sospecha de otros 523.

La Junta no ha aclarado cuántos posibles contagios podría haber en cada provincia. En Trebujena, localidad cercana a la provincia de Sevilla, habría al menos 30, según explicaba ayer en declaraciones a Canal Sur Radio su propio alcalde, que también se encuentra enfermo tras consumir la carne mechada infectada.

Los vecinos de esta localidad limítrofe con la provincia de Sevilla, donde la empresa solía comercializar algunos de sus productos, corrieron la voz rápidamente a través de las redes sociales ante las primeras intoxicaciones.

José Manuel, Charo y su hijo de dos años fueron los primeros en sufrir las consecuencias. El pasado miércoles acudieron al centro de salud de la localidad con vómitos, diarrea, fiebres altas y dolor de huesos. Toda la familia había caído enferma menos su hija, la única que no comió carne mechada en la celebración de un cumpleaños la noche anterior. Ya el jueves, el padre leyó en una publicación de Facebook que la Junta de Andalucía había retirado la carne de la marca La Mechá y acudió al supermercado a corroborar que él era uno de los afectados por un producto que ya no estaba en venta: «Nos confirmaron que sí, que esa era la marca;acababa de ser retirada».

La familia volvió a acudir al centro de salud para advertir de la novedad. Los tres padecían los síntomas y el antecedente epidemiológico –habían comido carne mechada de La Mechá–, requisitos necesarios para considerar a un paciente como sospechoso. «Blanco y en botella», les trasladó el doctor. Sin embargo, no hubo analíticas ni nada que confirmase que estas tres personas eran nuevos afectados por listeriosis, según la versión de los enfermos.

Con el paso de los días hubo más casos. Y es que la previa y el inicio de la feria de Trebujena, donde «es muy habitual» consumir este producto, coincidió con los días en los que los lotes de carne mechada infectados siguieron vendiéndose a pesar de que se habían detectado irregularidades. «A lo mejor ha habido dos o tres días de desfase», reconocía ayer el consejero.

Ante el incremento de casos, el Ayuntamiento instó a los vecinos a acudir al médico en el caso de que sufrieran los síntomas y hubieran comido este producto elaborado. El propio alcalde se puso en contacto con Charo, que alertó de lo que le había ocurrido a su marido y su hijo de dos años a través de las redes sociales.

«Había tanta gente con síntomas» y la alarma fue tal «que la farmacia se quedó sin cajas de medicamentos», explica Pepa, otra de las posibles afectadas. «Todo el mundo presentaba el mismo cuadro por haber comido carne mechada. El sábado coincidí con varias personas que tenían los mismos problemas en el centro de salud», añade.

Ella acudió al médico ya el sábado, cuando la alerta sanitaria había sido activada. Sin embargo, «había gente afectada desde hacía varios días». «No me han confirmado nada», añade Pepi, que oficialmente no ha sido considerada una afectada por listeriosis.