Comitiva saudí en el interior del astillero isleño
Comitiva saudí en el interior del astillero isleño - LA VOZ
INDUSTRA

Una delegación saudí visita el astillero de San Fernando

La delegación de Arabia ha mantenido una reunión con la dirección de la planta y también se desplaza a la Base Naval de Rota

CÁDIZActualizado:

Una delegación de Arabia Saudí, compuesta por técnicos y militares, se encuentra en el astillero de San Fernando este miércoles inspeccionando las instalaciones donde se van a construir cinco corbetas del Modelo Avante 2200 Combatant. La visita se produce el mismo día en que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha confirmado en el Congreso que el contrato naval sigue adelante tras la fuerte polémica internacional suscitada a raiz de la muerte del periodista disidente con el régimen saudí, Jamal Khashoggi, en el consulado de Arabia en Estambul (Turquía).

La confirmación por parte del Gobierno turco del asesinato del reportero ha desencadenado una oleada de críticas contra el régimen del rey Salmán bin Abdulaziz, que han mantenido en el aire el acuerdo naval alcanzado con España el pasado abril. Finalmente, el contrato de las corbetas seguirá su curso y el próximo 9 de enero tendrá lugar el corte de chapa de la primera unidad, que marcará el incio de la obra. Se trata de una inversión de casi 2.000 millones de euros que dará empleo durante cinco años a unas 6.000 personas en la Bahía.

Igualmente, la delegación saudí se desplazará también a la Base Naval de Rota donde visitarán los muelles de atraque la Armada española. Sus representantes mantendrán un encuentro con los mandos navales.

El contrato de las corbetas superó el pasado viernes el último peldaño en plena crisis internacional por el suceso del periodista Khashoggi. El viernes se dio otro importante paso con la constitución en Madrid de la sociedad mixta que Navantia y Arabia han creado para el desarrollo de proyectos industriales conjuntos, es decir, es una alianza estratégica mediante la cual Navantia aporta tecnología y gestión.

La creación de esta Joint Venture o unión empresarial era una de las condiciones pactadas en el preacuerdo firmado en junio de este año para la obra de las corbetas. Así, Navantia y la empresa estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industries) se comprometieron a crear una empresa conjunta. El objetivo de esta nueva sociedad es el suministro y la integración de los sistemas de combate de los futuros contratos navales en los que participe Arabia Saudí, empezando por el de las corbetas Avante 2200 que se construirán en la planta de San Fernando.