Pedro Sánchez hoy a su llegada aL Congreso de los Diputados - Reuters / Vídeo: Sánchez apela a la responsabilidad para mantener la venta de armas a Arabia Saudí

Sánchez no concreta su plan de «mejorar» la venta de armas a Arabia Saudí y mantiene los acuerdos en vigor

El presidente del Gobierno apela al independentismo a cuenta del Brexit: «¿No tienen ninguna conclusión que sacar del Brexit? ¿No creen que va contra el sentido de la historia?»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Gobierno ha defendido este miércoles la necesidad de mantener los contratos de exportación de material de defensa a Arabia Saudí, aduciendo los intereses de empleo de España en este sector: «¿Dónde tengo que estar hoy aquí? En la defensa de los intereses de España, del trabajo de sectores estratégicos, situados en zonas azotadas por el drama del desempleo», se ha preguntado Sánchez en su comparecencia en el Congreso para informar del último Consejo Europeo.

El líder del Ejecutivo ha defendido que «España cuenta con un completo marco legal y de buenas prácticas en este sector», que ha defendido incluso como unos estándares «superiores a los de otros países», avanzando que ello «no excluye la posibilidad de mejorar este sistema» y anticipando «una propuesta pionera en controles de verificación y de transparencia», aunque no ha dado ningún detalle al respecto.

Sánchez ha mostrado su repulsa «por el terrible asesinato del periodista Jamal Khashoggi» y ha demandado una investigación para esclarecer los hechos. Pero ha asegurado que «con toda la gravedad de estos hechos no puede impedir que actuemos con responsabilidad». Ha defendido que los contratos en vigor «cumplen con la normativa aplicable» y se ha amparado en la necesidad de alcaldes, como el de Podemos en Cádiz, en la necesidad de mantener las cargas de trabajo pese a sus convicciones antimilitaristas: «Pero convive con prioridad más inmediata. Yo lo entiendo».

Pero antes Sánchez ha comenzado su intervención informando sobre el último Consejo Europeo, arrancando por las negociaciones sobre el Brexit que el presidente del Gobierno ha definido como «un error histórico que lamentamos» y lo ha utilizado para apelar al independentismo catalán: «La política española permanece ajena y encapsulada», refiriéndose a «la segregación de una parte de nuestro país». Y ha preguntado a quienes son sus socios para seguir en La Moncloa si «¿no tienen ninguna conclusión que sacar del Brexit? ¿No creen que va contra el sentido de la historia?».

Y a la vez ha planteado que una de las causas del Brexit es «no haber hecho las reformas en la UE», utilizándolo como argumento en su estrategia interior de posicionarse en un campo intermedio entre PP y Ciudadanos y los independentistas. «Aprendamos del error histórico que supone el Brexit para el Reino Unidos. Forjemos nuevos acuerdos. Demos prioridad a la unión de Europa y a la unión de España», ha dicho el presidente del Gobierno.

Iglesias pide «más valentía»

Pero su principal socio para acabar la legislatura pide más. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha demandado «pasos con algo más de valentía», descalificando también la «impresentable imagen de la monarquia española en su relación con una dictadura asesina».

Iglesias ha lamentado que el Gobierno esté teniendo «un perfil demasiado bajo en los debates que se dan en los consejos europeos. Se pueden hacer las cosas un poquito mejor». El líder de Podemos ha dicho que «sí hay que dejar de vender armas ya» y también ha dicho que hay que «revocar los contratos firmados». Y le ha demandado «buscar un comprador alternativo» y «demostrar que la cuarta economía de la zona euro puede asegurar carga de trabajo en los astilleros». Y ha terminado recriminándole su posición: «No han estado a la altura del espíritu de la moción de censura».

Para diferenciarse de Casado, que ha hecho una censura general a la gestión de Sánchez, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera ha reivindicado que «yo sí voy a hablar de estos dos debates. Tenemos otras ocasiones para debatir de estas cuestiones». El líder de Ciudadanos ha dicho que «hay que respetar los contratos vigentes» pero a la vez trabajar por «respetar los derechos humanos», defendiendo que «no es incompatible».

El líder de Ciudadanos ha recriminado a Sánchez que «mató políticamente a la señora Robles», cuando la ministra de Defensa cuando aseguró que no se realizaría un envío de bombas a Arabia Saudí. Y se preguntó que «si dijo lo contrario que piensa el Gobierno que hace sentada en esa silla». Rivera ha insistido en que apoya «la posición de Estado de cumplir los contratos vigentes» pero demandando que hay que replantear que hacemos en el futuro: «No nos ha dicho nada de los contratos futuros». Rivera le ha demandado una posición global de preocupación por los derechos humanos, y en este sentido le ha preguntado si los va a defender en su visita a Cuba y si allí se va a reunir con los disidentes cubanos.