SUCESOS

Batida y participación de voluntarios para encontrar a Luis

La Guardia Civil coordina hoy un amplio dispositivo de búsqueda en los Caños para dar con el buzo desaparecido desde el lunes

M. Almagro
Actualizado:

"Solo pedimos que lo encuentren por favor”. La familia de Luis Morillo, el joven que justo ayer cumplió 35 años, sigue esperando noticias de él desde la orilla de La Laja. Desde el lunes no hay rastro de este apasionado del buceo. Se metió en el agua a practicar inmersión y pesca a pulmón, como tantas otras veces, pero en esta ocasión no regresó. Horas después se encontraron la boya y el arpón que utilizaba pero sin noticias de Luis.

El dispositivo de búsqueda se puso en marcha y se han ido sumando medios y voluntarios pero según avanzan las horas la desesperación también hace mella. A los agentes del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) se han unido más indicativos de la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Cruz Roja y buzos voluntarios de la zona, incluso llegados de Gibraltar. También amigos de la familia, muy conocida en Vejer, y que está viviendo la desaparición del joven con una evidente desazón.

Este jueves continuará la búsqueda. Es más, se ha ampliado el dispositivo. La Guardia Civil dirigirá una batida que estará coordinada desde un centro en la Oficina de Turismo de los Caños de Meca.

Todos los voluntarios que quieran participar deben contactar con la Guardia Civil a través del 062 si lo hacen desde la provincia y desde el 956293408 si lo hacen desde fuera de ella. Se les tomarán unos datos básicos y en el centro de coordinación de Caños se les adjudicará una zona de cobertura y unos cometidos, en función de sus capacidades, conocimientos y medios, a partir de las 9.30 horas de la mañana.

“No sabemos qué le ha podido pasar pero por favor que no dejen de buscarlo…”, comenta a este medio una familiar. Luis, casado y con una niña de 18 meses, pasaba unos días de descanso en los Caños ya que actualmente vive en Gran Bretaña donde se marchó hace un tiempo por motivos de trabajo. Su familia, que lo espera, agradece todo el apoyo que están recibiendo.