Vehículo de Uber en la estación de trenes.
Vehículo de Uber en la estación de trenes. - Antonio Vázquez
Cádiz

Taxistas mantienen las persecuciones a Uber en Cádiz: «Se están poniendo agresivos»

La principal asociación mantiene que los vehículos VTC deben volver a su base en Jerez y piden a los conductores de taxi que llamen a la Policía Local sin entrar en conflicto si los ven circulando

Radiotaxi reconoce que «poco puede hacer el Ayuntamiento» a pesar de la intención del alcalde. La competencia es autonómica y Uber siempre se ha acogido a que la actualización de la Ley estatal ya eliminó el retorno a la base

CádizActualizado:

Las persecuciones a trabajadores de Uber se han intensificado durante este fin de semana. Así lo denuncian conductores de VTC, que han vivido cómo los taxistas «se están poniendo agresivos». Detallan que en uno de los episodios ocurridos este fin de semana, sus clientes, turistas extranjeros, no pudieron subirse al coche de Uber ante la insistencia de los taxistas.

Un portavoz de Uber ha trasladado la «preocupación» de la compañía tras su llegada a Cádiz. «Algunos conductores están siendo acosados y amenazados mientras realizan su trabajo en Cádiz. Estos comportamientos son inaceptables en un Estado de Derecho y esperamos que las fuerzas del orden pongan freno a esta situación lo más rápidamente posible», ha añadido.

Las persecuciones han sido llevadas a cabo por taxistas de forma individual y desde la asociación Radiotaxi plantean que «no tenemos que entrar en conflicto». «Ellos son personas que están trabajando, igual que nosotros», recuerda su vicepresidente, Félix Romero. Sí que han trasladado a los compañeros que si ven a una VTC circulando por la ciudad a la espera de una reserva, se ponga en conocimiento de la Policía Local: «No es que sea una persecución como tal. Somos taxistas y no policías, pero si vemos que una VTC está deambulando por la ciudad y no puede estar ahí hemos pedido por favor a los compañeros que llamen a la policía y que no entren en conflicto. Lo que las VTC hacen es una ilegalidad pero nosotros en ningún momento hemos amenazado».

La solicitud de los taxistas, y así lo han trasladado al Ayuntamiento en la reunión mantenida con el alcalde y el concejal de Movilidad, es que los conductores de Uber «tienen que salir precontatados de Jerez, realizar el servicio y volver a su base». Así lo advirtieron a varios conductores de VTC durante la primera jornada, aunque los trabajadores de la compañía siguieron realizando los servicios de la misma forma tras consultar con la compañía.

El regreso a la base es una de las reclamaciones del sector del taxi en distintos lugares de España. En 2015, el Estado actualizó la Ley que impedía a las VTC «abandonar el lugar en que habitualmente se encuentren guardados o estacionados» tras una sentencia del Tribunal Supremo. La normativa sí exige tras su actualización que el «contrato de arrendamiento de vehículos con conductor deberá haberse cumplimentado previamente a que se inicie la prestación del servicio contratado».

De esta forma, Uber siempre ha sostenido que la ley actual no plantea la necesidad de volver a la base, sino simplemente que el servicio debe estar precontratado, cuestión que sortearon a través de su sistema de reservas. Su aplicación permite determinar en muy pocos pasos quién es la persona que contrata el servicio VTC, quién es el conductor y los datos de la matriculación.

La polémica también aparece en una de las propuestas del borrador que ha preparado la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, que ya trabaja en la regulación tras la transferencia de competencias por parte del Estado. La idea del ejecutivo andaluz es aplicar las «estaciones VTC». Es decir, crear aparcamientos base estratégicamente situados en relación a los puntos de mayor demanda desde la que puedan responder a las llamadas de los clientes, tal y como informó ABC de Sevilla.

El apoyo del Ayuntamiento

A pesar del apoyo mostrado por Kichi al colectivo de taxistas, agradecido por la asociación, poco puede hacer el Ayuntamiento. «Poco van a poder hacer aquí», lamentan desde Radiotaxi, a pesar de que el equipo de gobierno anunció su pretención de «limitar los VTC y su actividad en la ciudad». La competencia es autonómica y «lo más que pedimos al Ayuntamiento es que la Policía Local esté al día del régimen sancionador».

Los taxistas trasladan su reclamación a la Policía Local, pero la situación es novedosa para los agentes. «La Policía Local de Cádiz ahora mismo no está preparada. Hemos solicitado al Ayuntamiento que pidan a la Junta de Andalucía cursos para que los policías locales aprendan a controlar la normativa VTC», añade Félix.

Los sucesos ocurridos han sido trasladados a este medio a partir de los propios conductores, aunque desde la asociación de taxistas sostienen que es una estrategia de Uber repetida en muchas ciudades para ganar en relato. «Acaban de llegar y se están dando un poco de victímas, como en toda España», recuerda su vicepresidente.

Radiotaxi Cádiz, que apoyó las reivindicaciones de compañeros en Sevilla o Málaga y el parón nacional de hace unos meses, aseguran que vienen «con la lección aprendida». La primera directriz es, «si cabe, intentar ser más profesional». «Pensamos que damos un buen servicio pero vivimos en un mundo que está en constante evolución y lo primero es que hay que darle más cariño al cliente, tener el taxi más limpio, estar más decentemente vestidos, etcétera», explican.

En la reunión mantenida con el Ayuntamiento trasladaron sus dos principales peticiones: que el Consistorio solicitara a la Junta de Andalucía un curso para la Policía Local en materia de normativa VTC; y más publicidad para el taxi. La idea es poner soportes en las principales paradas con cartelería que indique el precio del taxi en Cádiz, que es «el más barato con IVA de España».

La asociación considera que Uber hace competencia desleal a los taxistas que han pagado su licencia en Cádiz. «Tenemos Renfe, motos amarillas, autobuses y hasta un catamarán. ¿Quién ha dicho que el taxi no tiene competencia? No protestamos con las motos amarillas ni con Blablacar, pero no nos pidais que cuando se están llevando nuestro trabajo nos quedemos callados», plantean desde la asociación.

Por otra parte, desde FACUA Cádiz han solicitado se adapten medidas que protejan los intereses de los usuarios y del sector del taxi. A juicio de esta entidad, los «términos y condiciones»publicados en la web de Uber sitúa a los usuarios en una situación de absoluta indefensión en caso de que se produzcan irregularidades o accidentes.