Restos de los barcos 'San Jorge y San Telmo', encontrados en 2012.
Restos de los barcos 'San Jorge y San Telmo', encontrados en 2012.
Cádiz

Sacarán los restos de un buque mercante holandés hundido frente a la terminal de contenedores del Puerto de Cádiz

Publicada la licitación para el tratamiento y traslado de restos del Pecio Delta III, del siglo XVII

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ha sacado a licitación el Tratamiento y Traslados del Pecio Delta III, pertenecientes en el siglo XVII a un buque mercante holandés hundido frente a la terminal de contenedores del Puerto gaditano.

Estos restos pertenecían a una embarcación hundida frente a las costas de Cádiz en el siglo XVII. Se barajan dos posibilidades para explicar los motivos del accidente. En el año 1671 se hundió frente a las costas de Cádiz al menos un buque mercante holandés, a manos de los ingleses. El 15 de marzo de aquel año, un tornado también llevó a pique a numerosos buques fondeados en aquel esplendoroso puerto gaditano. Probablemente alguno de estos últimos puede corresponder con el tercer pecio hallado durante las obras de construcción de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz.

Y es que estos restos no fueron los únicos que aparecieron durante estos trabajos en la Fase I. Se localizaron hasta tres pecios denominados Delta I, III, III. Las actuaciones de los pecios I y II, de barcos hundidos en el siglo XVI por el pirata Francis Duke, se encuentran terminadas salvo la estabilización y el depósito posterior de ciertos elementos aparecidos en el Pecio Delta II, que por su largo tratamiento aún no se encuentran estabilizados.

En concreto, el pecio delta III fue hallado durante las labores de dragado general en el área del reviro y maniobras de la Nueva Terminal durante el control arqueológico realizado. Tras inspecciones visuales se valoró la posibilidad de la existencia de un pecio a una profundidad de entre 12 y 14 metros sobre un fondo de arena compacta. Desde entonces ha pasado por distintas fases de trabajo: fase de prospección y sondeos, fase de excavació y fase de documentación gráfica de yacimiento.

La primera fase de prospección y sondeos concluyó que el yacimiento ocupaba un área aproximada de 180 metros cuadrados sobre un fondo de arena. Observando diversos elementos estructurales de la embarcación conservando esta a unos 20 metros de eslora, así como restos asociados a la misma, se determinó que posiblemente la embarcación datara del siglo XVII, y se dispuso la necesidad de iniciar la segunda fase para obtener datos concretos sobre la nave, establecer su valor patrimonial y plantear los pasos a seguir en la gestión para minimizar el impacto de las obras proyectadas.

La segunda fase de la excavación terminó el 28 de junio de 2016, concluyendo que el pecio pertenece al tipo de barco de construcción a casco previo, típico de astilleros del norte de Holanda, durante los siglos XVII y XVIII, siendo el buque de nacionalidad holandesa, con un cargamento compuesto de pipas de caolín, crisoles de Hesse y de restos de bronce para fundición, el nombre del barco no ha podido establecerse, pero se cree fue uno de los buques holandses hundidos por efectos del Huracán acaecido en 1671, Nao la Susana, Nao del Gobierno o Navío Santa María, tras la excavación la estructura del pecio se quedó en el fondo.

Los trabajos que han salido a licitación, valorados en 299.275 euros, contemplan la prospección del polígono de referencia, la recuperación de todos los elementos estructurales del Pecio, la identificación de los restos, la documentación de cada elemento estructural del Pecio y del material que aparezca, el estudio pormenorizado de construcción naval, el traslado y protección de los restos del pecio a una zona de cautela y el posible depósito de algunos materiales en el Museo de Cádiz.