Pintura del ataque del pirata Francis Drake en las costas de Cádiz.
Pintura del ataque del pirata Francis Drake en las costas de Cádiz. - FRANCIS JIMÉNEZ
HISTORIA

Al descubierto el primer barco que hundió el pirata Francis Drake en Cádiz

Uno de los pecios encontrados en la terminal de contenedores es el buque es el San Jorge y San Telmo, hundido en 1587

Actualizado:

El ataque del pirata Francis Drake en la costa gaditana es uno de los episodios más narrados de esta tierra. El villano británico, hijo de la Gran Bretaña donde se le considera un héroe, provocó el terror español en los mares a finales del siglo XVI, cuando los ingleses trataban de arrebatar la hegemonía a los Reyes de España.

El 29 de abril de 1587 puso sus garras sobre Cádiz hundiendo una veintena de barcos. Y, tal como informa Radio Cádiz, ha quedado al descubierto uno de aquellos navíos que ha emergido de las profundidades del mar.

Investigadores españoles e italianos, con la colaboración del Centro de Arqueología Subactuática, han confirmado que uno de esos barcos es el pecio que se encontró en 2012 con motivo de la obra en la terminal de contenedores del Puerto de Cádiz. Además, hasta le ponen nombre: el 'San Jorge y San Telmo' ha escrito un nuevo capítulo de su historia 431 años después.

La cadena Ser cita a los investigadores Mercedes Gallardo y José Manuel Higueras, de Tanit; y Milagros Alzaga, del CAS, junto con los italianos Renato Gianni Ridella y Genoveva Enríquez.

El 'San Jorge y San Telmo' fue construido en Portofino, una localidad cercana a Génova (Italia), y era propiedad de la familia Vasallo. Se ha determinado que se trata de este barco hundido por su construcción, la carga que llevaba (al ser de tipo mercante portaba grana cochinilla y aceitunas en salmuera, procedente de Italia), la artillería, además de documentos escritos que señalaban su desaparición en esta fecha de 1587 y junto a las costas de Cádiz.

Parte del tesoro encontrado.
Parte del tesoro encontrado.

Los pecios, hallados en 2012 durante la obra de la terminal de contenedores, se bautizaron con el nombre de Delta I y Delta II, y es el segundo el que ha recuperado su originaria denominación de 'San Jorge y San Telmo'. El primero era un buque militar español.

Durante el proceso de 'rescate' de estos dos pecios (el 30 de noviembre de 2012), en los alrededores aparecieron un total de diez lingotes de plata, alguno de ellos procedentes de México y de máxima pureza, monedas, una coraza, restos de madera, cerámicas, ánforas y botellas de vidrio.