CASO CHIRINGUITOS

La oposición lamenta la «inseguridad jurídica» provocada por Urbanismo con los chiringuitos

Pérez Dorao subraya que todos estos acontecimientos son consecuencia de la denuncia que realizó en febrero Ciudadanos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras conocerse que el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz ha aceptado la querella presentada por la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (Aecca) contra el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Martín Vila, por un presunto delito de prevaricación administrativa relacionado con los chiringuitos ,las reacciones no se han hecho esperar. Ciudadanos, PSOE y Partido Popular, los tres grupos de la bancada de la oposición, han mostrado su malestar por esta situación y por el perjuicio que se está ocasionando a los chiringuitos. Por su parte, Ganar Cádiz en Común (partido en el que milita el propio Vila ha hecho público un comunicado exonerando de culpa al edil.

Uno de los principales focos de atención a la hora de conocer las valoraciones estaba en Ciudadanos, grupo que en febrero de este año ya avisó de la situación de los chiringuitos «y que desde el Ayuntamiento no se estaba respetando la legalidad». Fruto de esa denuncia, el alcalde, José María González, Kichi, tuvo que declarar recientemente en los juzgados. Hay que recordar que en julio de este año, Ciudadanos presentó una denuncia contra el alcalde por haber firmado el decreto de la concesión de la gestión de los chiringuitos a los empresarios donde se aprecia la presunta comisión de dos delitos de prevaricación y malversación.

Ha sido el propio portavoz municipal del grupo municipal de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, el que se ha manifestado, pese a subrayar que «no tengo conocimiento exacto del contenido de la querella, por eso no me puedo pronunciar con precisión sobre los hechos». Eso sí, Pérez Dorao, ha incidido en que «desde que Ciudadanos cuestionó todo el procedimiento que se había seguido para las concesiones administrativas de los chiringuitos, el Ayuntamiento cambió radicalmente su comportamiento». Ese cambio de estrategia, según el concejal naranja, habría llevado al equipo de Gobierno a «aparentar que no ha habido ninguna irregularidad, por lo que ha llegado a obrar en contra de lo que figura en los propios reglamentos».

El decir, Pérez Dorao opina que el alcalde y su equipo «han cambiado de actitud al verse descubiertos, creando una inseguridad jurídica de la que somos víctimas todos los gaditanos». Item más, entiende el malestar de los hosteleros porque «por esta estrategia de cambio, ahora dicen que no se pueden ocupar unos metros cuadrados que antes sí autorizaban».

El PP habla de «arrogancia y sectarismo»

Por su parte, el Partido Popular ha compartido la idea de Ciudadanos y ha asegurado este mismo martes que «es un caso más de la inseguridad jurídica en la que se maneja este Ayuntamiento y que sufren los gaditanos». El principal partido de la oposición ha incidido en que «los empresarios de los chiringuitos son terceros de buena fe perjudicados que han visto primero cómo el alcalde les transmite la concesión del dominio y luego el concejal de Urbanismo les multan por hacer uso de esa concesión en los términos que la Junta le permitía».

Los populares no vacilan en definir esta situación como un «caos» con el que «se han manejado Podemos y Ganar Cádiz en este asunto, y la consecuencia de la arrogancia y el sectarismo de unos concejales que nunca nos hicieron caso cuando les advertimos del problema legal en el que se estaban metiendo». El partido recuerda que los hosteleros «no tienen ni idea de qué pueden o no legalmente hacer».

El PSOE pide «responsabilidad» en la gestión

En lo que respecta al PSOE, su portavoz municipal, Fran González, ha mostrado su «respeto» hacia los procedimientos judiciales que están en marcha y que «van a permitir esclarecer la situación real de los chiringuitos en las playas de Cádiz». Con respecto a la admisión a trámite de la querella de los empresarios de los establecimientos hosteleros contra el edil de Urbanismo, Martín Vila, por un presunto delito de prevaricación, que se suma a la de Ciudadanos contra el alcalde, González ha pedido al Equipo de Gobierno «responsabilidad a la hora de gestionar la ciudad».

En este sentido, solicitó a los responsables municipales que tengan en cuenta «las propuestas y peticiones presentadas desde el Grupo Socialista en esta línea para evitar que se desencadenen problemas de mayor envergadura como los que están afectando a la situación de los chiringuitos».

Ganar Cádiz muestra su «absoluto apoyo»

Al edil de Urbanismo le ha llegado un poco de oxígeno, entre tanta crítica, de su propio partido. Desde Ganar Cádiz en Común se ha hecho pública una nota en la que se muestra el «absoluto apoyo a la gestión del edil» en este tema.

La coalición de izquierdas considera «impecable» el respeto de Vila «a la normativa y al PGOU», y afirma que también confía «en la labor técnica jurídica de los trabajadores y trabajadoras municipales, tanto desde la delegación municipal de Urbanismo como desde la de Medio Ambiente».