El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila.
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila. - F. J.
Tribunales

La gestión municipal de los chiringuitos también lleva a Martín Vila a los juzgados

La denuncia de los empresarios contra el edil de Urbanismo por presunta prevaricación es admitida a trámite

CádizActualizado:

La gestión municipal de los chiringuitos de las playas de Cádiz sigue dando qué hablar. Si hasta ahora, la justicia había estimado oportuno investigar la demanda presentada por el grupo político de Ciudadanos contra el alcalde José María González por presunta prevaricación, ahora es otro juzgado el que ha admitido a trámite la querella presentada por los empresarios de los establecimientos de las playas de Cádiz contra el concejal de Urbanismo, Martín Vila.

De este modo, el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz tomará declaración al delegado de Urbanismo como investigado el próximo 14 de febrero. En esta comparecencia ante los tribunales, el responsable de Ganar Cádiz tendrá que explicar al juez las circunstancias que han llevado a investigarlo por presunta prevaricación en el escrito de demanda presentado por la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA).

En la querella, los empresarios denunciaron la presunta prevaricación cometida por el edil, al abrir varios expedientes sancionadores a los chiringuitos por ocupar con terrazas sobre la arena más espacio del permitido a pesar de que éstos contaban con un permiso de la Junta de Andalucía que avalaba tal ampliación.

Cádiz Arena

Por este motivo, los servicios jurídicos de la asociación de empresarios presentaron documentación notarial ante los juzgados en la que se probaba la existencia de otras instalaciones en la playa que superaban la superficie máxima permitida por el Ayuntamiento sobre la arena, sin que éste hubiera tomado medidas al respecto. Además, argumentaron que en otras ocasiones se ha impulsado por parte del propio Consistorio la ocupación de la arena.

Uno de los casos más evidentes se produjo el pasado verano con la instalación del recinto Cádiz Arena, que desencadenó una multa de más de 19.000 euros al Consistorio por parte de la Junta de Andalucía, que reconoció no haber dado el permiso de apertura a unas instalaciones que superaban la superficie máxima permitida.

A consecuencia de estas discrepancias, el delegado de Urbanismo tendrá que explicar el procedimiento administrativo que le ha llevado a actuar presuntamente con diferentes criterios entre los chiringuitos y el resto de instalaciones señaladas.

Querella contra el alcalde

De forma paralela, también sigue su correspondiente procedimiento judicial la querella presentada por los ediles de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández Trujillo, contra el alcalde por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos. La formación naranja ha trasladado a la vía judicial el polémico procedimiento mediante el cual los empresarios se han hecho con la titularidad de los negocios en detrimento del Ayuntamiento de Cádiz.

Precisamente, el alcalde de Cádiz, José María González, acudió la pasada semana a los juzgados para prestar declaración tras ser citado dentro de las diligencias previas. En dicho encuentro, la formación naranja asegura que el alcalde contestó que no sabía a la mayoría de las preguntas que le formuló la instructora sobre su gestión en la concesión a estos negocios. El regidor, a su salida del juzgado, se limitó a decir que no sabía qué hacía allí y apuntó a un «complot político de Ciudadanos y PSOE local» para justificar su presencia en este procedimiento judicial.

De este modo, parece que la polémica por los chiringuitos se traslada directamente a los juzgados, donde el Ayuntamiento de Cádiz también tiene previsto acudir -aunque esta vez por la vía contencioso-administrativa-, para esclarecer definitivamente si se ha hecho correctamente o no el traspaso de la titularidad a los empresarios de los establecimientos.