Ignacio Membrillera, director del colegio San Felipe Neri, recuerda a Luis Castro.
Ignacio Membrillera, director del colegio San Felipe Neri, recuerda a Luis Castro. - Francis Jiménez
MUERE LUIS CASTRO

Ignacio Membrillera: «Tenía un gran sentido del humor, nos reíamos mucho con sus anécdotas»

El director del colegio San Felipe Neri recuerda en aquella ocasión en que se subió a una moto durante la Misa dominical para representar el Evangelio

CádizActualizado:

«Luis Castro tenía una personalidad muy fuerte y, sobre todo, mucho sentido del humor». Así lo recuerda Ignacio Membrillera, director del colegio San Felipe Neri de Cádiz, quien prefiere evocarlo con su sempiterna sonrisa en el día de su despedida final. « Contaba muchas anécdotas de su juventud, con una gracia que nos hacía reír a todos, porque siempre disfrutó de la vida con una tremenda alegría».

Cuenta detalles a rabiar del sacerdote. Como aquel domingo en el que se subió a una moto durante la misa para representar el Evangelio, para ilustrar la huida a Egipto de la Virgen María a lomos de un burro. «Era muy liberal, muy adelantado a su tiempo, no le gustaba quedarse sólo con lo tradicional. Lo que le gustaba es que los chicos vivieran con profundidad la religión, por encima de costumbres o formas de pensar más antiguas».

Ante la duda, no vacilaba. Siempre estaba con los niños. «'No es para tanto. Son muy buenos chicos'». Tenía esa frase siempre en la boca. «Decía que los jóvenes de San Felipe Neri eran una bendición, los defendía constantemente ante el castigo. 'Estos son los mejores. ¡Qué promoción tan buena!'. Y se unía a ellos a través del deporte y de las convivencias religiosas en Las Mogarizas, en Chiclana» . Le gustaba más «hablar, conversar, reflexionar, que la docencia. No le gustaba tanto la disciplina. Le encantaba la libertad, y por eso amaba Cádiz».