A la ceremonia asistieron más de un millar de personas. - Nacho Frade
Funeral padre Luis Castro

Emotivo adiós al ‘cura Luis’ en un patio de San Felipe Neri lleno a rebosar

Más de un millar de personas asistieron al funeral por el sacerdote marianista Luis Castro, presidido por el obispo, Rafael Zornoza

Almudena del Campo
CádizActualizado:

Más de un millar de personas se han dado cita este jueves en el patio del colegio San Felipe Neri para dar su último adiós al padre Luis Castro, fallecido el pasado 14 de agosto en Madrid de manera repentina.

Aunque su funeral se celebró un día después en Madrid, la comunidad religiosa y educativa de este centro gaditano ha querido despedir como se merece al ‘cura Luis’, un marianista comprometido y una persona cercana y querida no solo por sus alumnos y todos los que le rodeaban sino en toda la ciudad.

Una ciudad que le nombró Hijo Adoptivo en el año 2013, título que recibió emocionado con una gran ilusión y humildad junto a su compañero marianista Feliciano Ruiz.

En el funeral, presidido por el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, han estado presentes, además de sus familiares y compañeros de congregación y de docencia, numerosos alumnos, antiguos alumnos y distintos representantes de la sociedad gaditana.

Entre ellos, el director del colegio, Ignacio Membrillera; los hermanos mayores de las cofradías de Jesús Caído, de la que era director espiritual; de las Aguas, hermandad marianista; de las Angustias y del Nazareno.

Por otro lado, también asistieron el presidente de la Audiencia provincial de Cádiz, Manuel Estrella; la presidenta de la Autoridad Portuaria y exalcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez; la delegada territorial de Fomento y Cultura de la Junta de Andalucía, Mercedes Colombo; los concejales del PP José Manuel Cossi, Mayte González, Carmen Sánchez, y Nuria Álvarez; el secretario local del PSOE, Fran González; el presidente del Colegio de Graduados Sociales, José Blas Fernández, o el presidente del Ateneo de Cádiz, José Almenara, entre otros.

Un «educador de patio»

Como introducción a la ceremonia, un antiguo alumno le dedicó unas palabras destacando «su compromiso y entrega a Dios y a sus alumnos, con los que tanto tiempo pasó en este patio en el que nos encontramos, porque el padre Luis era un educador de patio».

Posteriormente, el marianista José Antonio Barbudo, realzó su figura durante la homilía destacando que «Luis fue un regalo para todos y nos ha dejado un gran hueco que estamos seguros que desde el cielo lo llenará y nos animará tal y como lo hizo durante toda su vida. Luis fue un hombre feliz, entrañable, con una enorme gratitud que entró en nuestras vidas para enseñarnos cómo afrontarla. Un hombre lleno de fe, optimismo y sentido del humor».

Un icono para sus alumnos

El padre Luis Castro se convirtió -a lo largo de los cerca de 50 años que estuvo en Cádiz- en un símbolo, en un auténtico icono de numerosas generaciones de estudiantes que han ido pasado por este colegio y a las que el marianista les ha dejado una huella imborrable.

Además de Hijo Adoptivo de esta ciudad a la que tanto quería, el padre Luis Castro, nacido hace 93 años en San Sebastián, recibió otros reconocimientos de manos del Ateneo, que le nombró ‘Gaditano de Ley’ y del Cádiz CF, al que era muy aficionado, al igual que a la Real Sociedad.

Tal era su afición al fútbol, que en el colegio existe un trofeo que lleva su nombre y que congrega a numerosos alumnos y antiguos alumnos una vez al año en el mismo patio desde el que Cádiz le despidió ayer entonando el himno marianista a la Virgen Capitana, la Virgen del Pilar.

En la ceremonia participaron la Escuela de Música del colegio San Felipe acompañados de una solista, además de los dos coros que habitualmente están presentes en las misas que se celebran en el colegio.