Más de un millar de personas han despedido al Juan Sebastián de Elcano en el muelle de Cádiz antes de iniciar su 91 crucero de instrucción. - Antonio Vázquez
DESPEDIDA JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO

Cádiz se vuelca para despedir al Juan Sebastián de Elcano

Miles de personas han abarrotado el muelle para desear buena suerte al embajador y navegante, que ha zarpado a su 91 crucero de instrucción

CádizActualizado:

Un abarrotado muelle de Cádiz se preparaba desde primera hora de la mañana de este domingo para despedir al buque escuela de la Armada Española, Juan Sebastián de Elcano, que iniciaba la primera de las singladuras (día de mar) de su 91 crucero de instrucción.

A las 10.30 horas, bajo un sol radiante y mucho menos frío del que se esperaba, unas 1.500 personas ya habían acudido al puerto gaditano, donde también se encontraban autoridades civiles y militares para despedir a la 'embajada flotante de España'. Entre otros, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco; el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo; el delegado en funciones del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón; la diputada nacional del Partido Popular, Teófila Martínez, y el diputado nacional de Ciudadanos, Javier Cano.

Por parte de las autoridades militares, entre otros, han estado el Comandante General de Infantería de Marina, general Antonio Planells Palau; el director de la Escuela de Suboficiales, capitán de navío Jesús Ángel Paz Pena; el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Alfonso Rodríguez; el comandante de las Actividades Navales de Estados Unidos en España, el capitán Michael McNicholl, y el agregado de Defensa de Tailandia, ya que entre los guardiamarinas que realizan este crucero de instrucción hay un tailandés.

Integrantes de la dotación del buque escuela suben a los palos.
Integrantes de la dotación del buque escuela suben a los palos. - ANTONIO VÁZQUEZ

Bajo la mirada de La Galeona

La jornada de despedida al Elcano ha comenzado a las 9.30 horas con la tradicional misa en la Iglesia Conventual de Santo Domingo a la que han asistido el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Teodoro López Calderón y los 70 guardiamarinas, alumnos de la Escuela Naval Militar que realizan este viaje.

Tras ello, se ha llevado a cabo la procesión en la que un grupo de guardiamarinas han portado a La Galeona desde el templo dominico hasta el muelle, enfrente del buque escuela, desde donde la patrona de Cádiz le ha visto partir. En el desfile procesional estaban dispuestos, en primer lugar, los guardiamarinas formados y, a continuación, otros alumnos trasladando la imagen de La Galeona hasta los pies del barco, acompañados por el comandante del Juan Sebastián de Elcano, el capitán de navío Ignacio Paz, el Padre Pascual Saturio, prior del convento de Santo Domingo y el cura castrense del bergantín-goleta.

Poco antes de las once han embarcado el comandante y los guardiamarinas, así como las otras autoridades civiles y militares presentes en el acto oficial, como el Almirante de Acción Marítima (ALMART), Manuel de la Puente Mora-Figueroa y el Almirante de la Flota, Manuel Garat Caramé, que ha ocupado su puesto frente al portalón para recibir a las autoridades que han ido subiendo a bordo. Entre ellas, el alcalde de Cádiz, José María González, último en embarcar y que, como marca el protocolo, ha saludado a la bandera al hacerlo. El regidor ha estado acompañado por David Navarro, concejal de Economía, Hacienda, Deuda, Contratación, Patrimonio, Personal, Seguridad Ciudadana y Tráfico, que se ha quedado en tierra.

«Elcano, fuera», se ha escuchado por megafonía. Y, acto seguido, los marineros han ocupado sus puestos sobre los cuatro palos del buque escuela, en perfecta formación, mientras sus compañeros han hecho lo propio sobre la cubierta para recibir al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada. El buque le ha dado la bienvenida con cuatro vivas a España, 17 salvas de ordenanza (cañonazos) y el himno nacional en honor a la patria, como preludio de la inminente partida del bergantín goleta más querido por los gaditanos.

«Elcano, dentro y abajo», y los marineros han ido descendiendo de los palos y preparándose para el momento, probablemente, más emotivo de la mañana, la despedida tanto de la dotación como de los guardiamarinas que realizan el 91 crucero de instrucción de sus familiares y seres queridos, que aguardaban en el muelle para darles el último abrazo hasta dentro de seis meses.

«El mejor año de mi vida»

«Llevamos aquí desde las 07.40 horas», ha declarado a este periódico la esposa de uno de los marineros del Elcano. «La despedida no se lleva bien, pero intentaremos ir a verles a algún puerto, como Lisboa, por ejemplo», ha dicho. «Estoy triste porque no lo tendré aquí, pero contenta porque él tiene muchas ganas y se va a ver mundo», ha afirmado la madre de otro de los marineros del Juan Sebastián de Elcano.

Uno a uno, los 262 miembros de la dotación y guardiamarinas del buque escuela han ido bajando para despedirse. «Tranquila, mamá, voy a pasar el mejor año de mi vida», le ha dicho el guardiamarina Leandro Gómez de Olea a su madre, que no podía dejar de llorar. «El viaje va a ser muy bonito, estoy muy contento, mis expectativas son muy altas», ha declarado Leandro, al tiempo que sus padres le daban el último consejo, «que se cuide».

Un marinero del Elcano se despide de su hija.
Un marinero del Elcano se despide de su hija. - ANTONIO VÁZQUEZ

«Adiós, hijo mío. Buen viaje, tesoro, sé feliz», le ha dicho otra madre a su hijo, también guardiamarina. «He llorado, tío», le confesaba uno de los alumnos a otro dirigiéndose hacia el portalón. «Elcano, guardiamarinas y dotación, embarquen para dar inicio al nonagésimo primero crucero de instrucción». Y así, entre aplausos de las miles de personas presentes en el muelle de la Tacita de Plata y el himno 'Las corsarias', entonado por la banda de música del Tercio del Sur, han subido a bordo los integrantes de este viaje que llevará al Elcano por el Caribe, Norteamérica y el Báltico.

Acto seguido, las autoridades civiles y militares han abandonado el barco. «Plancha a bordo», se ha escuchado por la megafonía y los marineros han procedido a recoger el portalón de entrada y largar amarras al sonido del chifle (silbato con el que dan las órdenes los contramaestres). De fondo, la marcha 'Ganando barlovento'.

Adiós con el corazón

Después, silencio. Y la oración del piloto, que se reza cada vez que el Juan Sebastián de Elcano comienza un crucero de instrucción. «Larga trinquete en nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres Personas y un solo Dios verdadero, que sea con nosotros y nos guarde, que acompañe y nos dé buen viaje a salvamento y nos lleve y vuelva a nuestras casas».

Para despedir al buque escuela, como no podía ser de otro modo, la 'Salve Marinera', que ha entonado la coral de la UCA, mientras el bergantín goleta se ha alejado del muelle. Al finalizar la salve, la banda de música del Elcano ha respondido tocando 'Adiós con el corazón', mientras dotación y guardiamarinas se han despedido agitando los brazos para decir 'hasta luego' a la ciudad que espera que lleguen sanos y salvos el próximo 21 de julio, tras haber cumplido su doble misión de buque escuela y embajador.

La salida del buque desde un avión militar.
La salida del buque desde un avión militar. - ARMADA ESPAÑOLA

Así, acompañado en su salida de la bahía por aeronaves de diferentes escuadrillas de la Armada Española y, al menos medio centenar de barcos que han llevado izada la bandera con la insignia del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo (realizada entre 1519 y 1522 y completada por el navegante vasco y español del cual el bergantín-goleta lleva el nombre), entre los que se encontraban el patrullero de altura 'Infanta Elena' y el buque hidrográfico 'Tofiño', junto a otros barcos civiles, el Juan Sebastián de Elcano ha zarpado de su casa entre honores dando comienzo a su 91 crucero de instrucción.

El propósito del viaje es contribuir a la formación integral (militar, marinera, técnica, socio-cultural, ético-humana y física) de los alumnos embarcados, mediante la instrucción y el adiestramiento en la mar y en puerto. Asimismo, se apoya la acción exterior del Estado mediante la presencia naval en diversos puertos.

Durante los próximos seis meses, el buque visitará Santa Cruz de Tenerife, San Juan de Puerto Rico (Estados Unidos), Cartagena de Indias (Colombia), Veracruz (México), Pensacola (Estados Unidos), La Habana (Cuba), Boston (Estados Unidos), Lisboa (Portugal), Szczecin (Polonia), Kiel (Alemania), Guetaria, Guecho y Marín. Regresará a Cádiz el próximo 21 de julio, tras haber recorrido más de 17.000 millas náuticas, siendo «un trocito de España que navega».