El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo - ABC

La sustitución de la Lomce no comenzará a negociarse hasta enero

El Congreso no aprobará hasta el Pleno del 20 de este mes la creación de la Subcomisión donde los grupos consensuarán el Pacto por la Educación

MadridActualizado:

La negociación entre los grupos parlamentarios para sustituir la Lomcepor otra ley educativa no comenzará hasta el próximo mes de enero, ya que el Pleno del Congreso de los Diputados no tiene previsto ratificar su creación hasta la sesión plenaria del 20 de diciembre, según ha podido saber ABC de fuentes parlamentarias.

Una vez que la creación de esta Subcomisión finalice su tramitación en la Cámara Baja, ésta comenzará a organizar su método de trabajo para intentar realizar en el plazo de tres meses un diagnóstico del sistema educativo previo alPacto Socialy Político por la Educación, que quiere alcanzar el Gobierno de Rajoy seis meses después.

El impulso para la creación de esta Subcomisión reunió a los principales grupos políticos, excepto a Podemos, que aprobaron el 1 de diciembre su constitución. La petición para su formalización reunió las firmas del PP, PSOE y Ciudadanos, que cedieron en sus posiciones para que este acuerdo se inicie en un clima de consenso.

Antes de comenzar a negociar el pacto, el Gobierno, como gesto de buena voluntad, retiró el efecto académico de las reválidas y consensuó con las comunidades autónomas los nuevos criterios para su realización. Un contenido que ayer se cerró con la aprobación, por parte del Consejo de Ministros, del decreto ley que las regula y que tendrá que ser convalidado por el Congreso

Decreto ley de las reválidas

Ello supone que estas pruebas de evaluación no servirán para pasar de curso, como marcaba la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), modificándose el calendario de implantación. Igualmente, el decreto refleja el carácter muestral de las pruebas, la eliminación de los ránkings yel contenido de las pruebas que se redactarán con las asignaturas troncales de 4 de ESO y de 2 de Bachillerato.

Con esta medida, el Gobierno cumple con la promesa realizada por el presidente del Gobierno,Mariano Rajoy, en el discurso de investidura, al ofrecer esta propuesta como un elemento de distensión para conseguir un Pacto por la Educación, como así lo ha señalado el portavoz del Gobierno y titular de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«El Gobierno cumple», señala el portavoz, «y cumple el Ministerio de Educación, tras la toma en consideración de la Proposición no de Ley del PSOE», en la que se pedía la sustitución de la Lomce.

Preguntas tipo test

Una vez aprobado este decreto ley, antes de su entrada en vigor tiene que ser convalidado por elCongreso y el Senado.

Posteriormente, el Ministerio tiene que aprobar una Orden Ministerial que desarrolla el decreto ley, que ya ha sido redactado y enviado al Consejo Escolar y a las comunidades autónomas para que den el visto bueno. Finalmente, el Consejo de Ministros tiene que aprobarlo.

Tres son los puntos importantes de esta Orden. La primera es la limitación, por parte del Ministerio, de las preguntas tipo test. Al menos un cincuenta por ciento de las preguntas tienen que ser abiertas o semiabiertas.

La segunda cuestión de interés es que se deja en manos de las regiones si la prueba de inglés es oral o escrita.

Y la tercera se refiere a la puntuación. La prueba de Bachillerato se examina sobre cuatro asignaturas más dos para subir nota, con una puntuación de 0 a 10 puntos. Se puede subir nota, hasta 14, ya que la universidad donde se quiere estudiar puede elegir dos asignaturas que considere prioritarias para determinar la admisión o no del alumno, subiendo la nota.