Solo uno de cada cuatro pacientes logra cita con el especialista antes de un mes

La satisfacción con el sistema sanitario alcanza la nota más alta de los últimos diez años pese a que aumenta el número de pacientes que esperan más de seis meses para recibir atención especializada

MADRIDActualizado:

Los españoles aprecian su sistema sanitario como nunca lo habían hecho. El último barómetro sanitario, el termómetro que mide la satisfacción de los pacientes con la sanidad pública, muestra la nota más alta de los últimos diez años: un 6,68, un notable raspado en una escala de puntuación del 1 al 10. Ocho de cada diez pacientes consideran que la atención prestada en las consultas de atención primaria y especialistas es positiva, como lo es también la asistencia en urgencias, que consideran «buena o muy buena» más del 80 por ciento de los entrevistados.

Pese a este optimismo generalizado, el tiempo de espera para acudir a una cita no urgente sigue aumentando. En atención primaria solo el 34,3 por ciento consigue ver a su médico el mismo día que lo solicita y solo uno de cada cuatro pacientes accede al especialista antes de un mes.

Extremadura, la espera más larga

Son los afortunados porque en algunos casos la espera puede prolongarse durante más de seis meses. El porcentaje de pacientes que tarda más de medio año en acceder a la primera consulta de hospital es pequeño pero durante 2017 se alcanzó la cifra más elevada de la última década. Según los testimonios de los entrevistados, hasta el 9,29 por ciento de los españoles le cuesta medio año consultar su problema de salud con el médico especializado. En algunas comunidades, como Extremadura la cifra se eleva hasta casi el 23 por ciento.

Por comunidades, los sistemas sanitarios mejor puntuados por sus ciudadanos son los de Cantabria (7,35 puntos), País Vasco (7,29), Aragón (7,22), Asturias (7,22) y Murcia (7,10). El peor dato, lo obtiene la ciudad autónoma de Melilla, con un 5,95.

Preocupación por el alcohol

El barómetro sanitario incluyó en esta edición preguntas sobre alcohol que muestran la preocupación de los españoles por el consumo de los más jóvenes: un 79,8 por ciento opina que la sociedad es demasiado permisiva con la venta de alcohol a menores.

La mayoría de los entrevistados (68,2%), sobre una muestra de 7.800 entrevistas, no cree que el consumo entre los menores tenga que ver con que vean beber alcohol en casa; mientras que un 31 por ciento está a favor de un mayor control por parte de los padres y un 28,5 por ciento apuesta por una mayor vigilancia y sanciones por parte de las autoridades sobre la venta ilegal de alcohol a menores.