Foto de familia | Vídeo: Resumen de la entrega de Premios ABC Salud - BELÉN DÍAZ | ABC

«Hay que establecer la custodia compartida con los separatistas. Los primeros días de la semana somos españoles y el resto catalanes»

La gala de entrega de la séptima edición de los premios ABC Salud estuvo cargada de emoción contenida y mucho humor de la mano del monologuista Daniel de la Cámara

MADRIDActualizado:

En la entrega de los premios ABC celebrados en la Biblioteca de la Casa quedó constatado que la solemnidad y la emotividad pueden convivir a la perfección con el humor. Durante la gala hubo emoción contenida y mucha diversión.

Era la primera vez que para los premios ABC Salud se contaba con un humorista como presentador. Y el experimento salió bien. Daniel de la Cámara hizo reír casi hasta el llanto a los asistentes. Incluida la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que no dudó en mencionar a Cámara en su discurso para darle las gracias por esa dosis de diversión en estos tiempos «en los que estamos tan estresados y preocupados». La presentación de los siete premiados fue precedida por pequeños monólogos en los que Cámara interpelaba a los asistentes para que participasen: «Es un monólogo pero podéis hablar». Así animó a la presidenta del Congreso y presidenta del jurado de los premios, Ana Pastor; al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; a la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena o al director de ABC, Bieito Rubido.

Con humor, de la Cámara supo quitarle hierro a asuntos tan delicados como la situación catalana: «Habrá que establecer la custodia compartida con los separatistas. Los primeros días de la semana somos españoles, el resto catalanes y si sobra algún día, pues navarros», ironizó. Las risas se transformaron en lágrimas (de emoción) cuando se hizo entrega del premio a la Fundación de Francisco Luzón por conmovedora lucha contra la ELA, enfermedad que él padece. Luzón llegó al escenario para ser recibido por Pastor quien le dio un cariñoso beso mientras era ovacionado por el público. Los aplausos se prolongaron más que con el resto de premiados.

Nata desnatada

De la Cámara recurrió, como era de esperar a la salud y su relación con el paso del tiempo: «A los 40 me ha entrado miedo a palmarla, me di cuenta de que solo tengo una vida y, por eso, me convertí en un imán de los peligros. El primero, hacer cosas de jóvenes como ¡la primera maratón»!». Pero fue su enumeración de los extraños productos que se encuentra en el supermercado la que arrancó más risas: «El otro día encontré nata desnatada. ¿Eso qué es? Es como comprar pan sin bordes, ¿por qué? ¿me los descontáis?».