Sociedad

El curso que enseña a paradas cómo estimularse el clítoris también «ataca la figura de los hombres»

El alcalde de Cádiz, Kichi, se pronuncia sobre el caos evidenciado en la Fundación de la Mujer invitando a la edil del PP a que lo demuestre porque «son afirmaciones muy graves»

Ana Camelo (segunda por la derecha), recibió en la sesión del viernes numerosos ataques de la oposición
Ana Camelo (segunda por la derecha), recibió en la sesión del viernes numerosos ataques de la oposición - LA VOZ
ALMUDENA DEL CAMPO (LA VOZ DE CÁDIZ) Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El contenido de los cursos de habilidades sociales que desde el pasado lunes se imparten en la Fundación Municipal de la Mujer de Cádiz ha desatado la tormenta en el Consistorio. El mismo día que se celebraba la efeméride contra la Violencia de Género, el viernes 25 de noviembre, se daba a conocer las quejas de varias alumnas del curso integrado por una treintena de mujeres, todas desempleadas, víctimas de violencia machista o de exclusión social, porque nada tiene que ver para conseguir un trabajo que sepan, entre otras cosas, «la estimulación del clítoris (en el apartado de nociones de autonomía afectiva y sexual) y el ataque a las figura de los hombres». Las paradas pusieron la voz en el cielo y la gresca partidista no ha tardado en aparecer.

Según manifestaron los grupos de la oposición en el Pleno del Ayuntamiento, este caso evidencia el «descontrol» y la «falta de transparencia» existente en el organismo autónomo que desde hace ya más de un año sigue sin la figura del gerente. A juicio de la edil de Ciudadanos, María Fernández Trujillo, que solicitó información detallada tanto sobre el temario del curso como de las personas que lo imparten, «no es de recibo que estas mujeres, que están en una situación de vulnerabilidad y que lo único que quieren es encontrar un empleo para ser independientes económicamente, crean con este tipo de contenidos del curso que no se las está tomando en serio».

«Sexología de instituto»

Sobre la falta de gerente también hizo referencia la anterior delegada de la Mujer y concejal popular Mercedes Colombo, que calificó a la concejal del área de Mujer, Ana Camelo (Podemos), de «sectaria» y de ser una «inútil» para desempeñar tanto este cargo como el de la concejalía del Mayor. Colombo lamentó que desde la Fundación de la Mujer se esté tratando a las mujeres «como si tuvieran 15 años ofreciéndoles clases de sexología de instituto».

Además de los polémicos cursos de habilidades sociales con «dudosos» contenidos para encontrar un puesto de trabajo, Colombo hizo referencia a las «Jornadas Cádiz sin violencia: Propuestas para el pensamiento y la acción» que se celebraron recientemente, «donde también desde Podemos se ha intentado hacer creer a las mujeres que los hombres son todos unos maltratadores».

Ante esta afirmación, el alcalde de la ciudad, José María González Santos («Kichi»), invitó a la edil del PP a que demostrara que «todo lo que está diciendo es cierto porque se trata de afirmaciones muy graves».

Ante esta situación, los grupos de la oposición exigen que se nombre cuanto antes un gerente en esta Fundación, ya que las tareas de dirección de este organismo autónomo se están centralizando en la persona de Ana Camelo, que a juicio de la oposición, «no está preparada para este puesto, en el que se exigía por ejemplo tener experiencia acreditada en igualdad».

Por su parte, en declaraciones a la agencia Europa Press, la edil de Presidencia, Asuntos Sociales y Educación, Ana Fernández (PCSSP), ha asegurado que no constaba en la Fundación Municipal de la Mujer «ninguna queja» de las alumnas en relación a este curso y que la empresa que los organiza lleva 15 años «desarrollando este tipo de talleres».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios