Estilo - Gente

Mar Flores y Elías Sacal, en busca de su nido de amor

Elías Sacal ya ha visitado una casa en el barrio de Salamanca, propiedad de Pedro Trapote. Desea estar cerca de la modelo

Mar Flores y Elías Sacal
Mar Flores y Elías Sacal - BESTIMAGE USA
BEATRIZ CORTÁZAR Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Fue la pasada primavera, y después de que hiciera pública su ruptura con el empresario Javier Merino a través de un comunicado de prensa, cuando Mar Flores (47 años) decidió regalarse un verano «de soltera» y disfrutar de aquello que le había sido vetado durante 18 años de noviazgo y matrimonio: salir de fiesta, apuntarse a todos los planes divertidos y dejarse querer por los diversos pretendientes, que llegaban como moscas a la miel en cuanto la modelo madrileña aparecía por los salones ibicencos o los barcos rumbo a Formentera. «Ha sido como volver a mi juventud. La verdad es que lo he pasado genial, y no he parado quieta. Ya sé que me han adjudicado mil amores, pero ninguno era cierto. El día que conozca a alguien y me enamore, no tendré por qué esconderme», contaba Mar a ABC a la vuelta de ese asueto estival. Las semanas en las que vivió como una «mujer libre» coincidieron con las que cuatro de sus cinco hijos -tiene otro más, fruto de su primer matrimonio, con Carlo Costanzia- pasaron con su padre, Javier Merino. «Realmente, Javier y yo nos habíamos separado en agosto de 2015», puntualizaba.

Apenas unos días después de asegurar que su corazón estaba libre, la revista «¡Hola!» sacaba a la luz un romance que estaba viviendo en secreto con el magnate mexicanoElías Sacal. Mar había conocido al presidente del Grupo Gicsa, con fama de auténtico donjuan en su país natal, precisamente en Ibiza durante aquellos días «de soltera».

El ganador

Según amigos cercanos a la modelo, mientras a Merino se le veía solo y taciturno a la orilla del mar, en la isla balear tres hombres la cortejaban. Cuando Sacal se percató de que tenía competencia, decidió abrirse camino en solitario y convencer a los otros dos para que le dejaran vía libre, ya que sus intenciones eran más serias. Eso es lo que se comenta en saraos privados, al tiempo que no se deja de alabar la manera en la que Mar Flores enloquece a los hombres. Su poder de seducción es imbatible. «Debería dar lecciones a muchas mujeres, no hay otra como ella», asegura una íntima, que también aplaude con entusiasmo la más reciente conquista de la modelo.

Feliz y recuperada de la tensión vivida en los meses previos a la oficialización de su divorcio, en las últimas semanas Mar Flores ha mejorado su físico de manera espectacular. Los mentideros aseguran que podría haber pasado por las manos de un especialista estético en Barcelona. Bastante más delgada que cuando estaba casada con Merino, hoy parece otra y puede que ese aspecto tenga mucho que ver con los últimos avances en estética.

Lo cierto es que lo de Mar Flores y Elías Sacal no se ha quedado en un romance de verano, pues aprovechan cada quincena que ella no está con sus hijos para viajar por el mundo y pasar juntos el máximo de tiempo posible. México, Nueva York, París, Florencia, la Costa Brava (según el periódico «La Vanguardia», se alojaron en el Hotel Spa Mas de Torrent)… Su último destino ha sido Madrid, donde no han perdido el tiempo. Muy amiga de Mar García Vaquero, mujer de Felipe González, la modelo ha organizado a su novio una visita a la casa que Pedro Trapote, cuñado del expresidente socialista, tiene en la calle Velázquez y que pusó en venta hace pocas semanas.

Elías busca piso en la capital de España y lo quiere en una de las mejores zonas del centro, seguramente para estar con Mar todo el tiempo que pueda, de ahí su interés en conocer el de Trapote. Según una fuente cercana, salió encantado de la visita. Sin embargo, no acabó de dar el visto bueno. La única pega que puso es que la finca no tiene entrada directa para los coches, algo a lo que los magnates latinoamericanos no están acostumbrados debido a las habituales medidas de seguridad que les rodea. Así pues, Sacal sigue buscando el piso que pueda convertir en su nuevo centro de operaciones en Madrid y donde Mar podría alojarse cada quince días, cuando tenga que salir del domicilio familiar en la colonia El Viso, ya que el acuerdo al que llegó con Merino es el de custodia compartida: según lo firmado, los niños siempre permanecerán en la casa donde están asentados, siendo los padres quienes se turnen cada dos semanas para estar con ellos.

Perfecto para ella

«Está feliz y como nunca. Encontrar a Elías ha sido una suerte», dice otra amiga. Con cinco hijos y un pasado sentimental que podría asustar, Mar ha vuelto a demostrar que sigue siendo la otra «reina de corazones». Elías no sólo tiene dinero para aburrir, sino que además es un hombre atractivo y extremadamente generoso. En las últimas imágenes publicadas en su red social, Mar luce el reloj «Serpenti» de Bulgari, valorado en más de 20.000 euros, y el bolso it de Chanel, el «Boy» en tono crema, de unos 1.500 euros, además de fotografiar un Picasso o sus pies en un bucólico paisaje, mientras se felicita por lo bien que está. Todo esto con el añadido de que a ella no le asusta la fama ni salir en las revistas del corazón. Como dice otra íntima, es un amor «perfecto para ella. Parece que está hecho a su medida».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios