Mar Flores
Mar Flores - BELÉN DÍAZ ALONSO

El «triángulo de oro» financiero de Mar Flores tras el divorcio

La modelo niega que el amor haya vuelto a su vida tras romper con Merino. En el Caribe sólo busca hacer negocios

MADRIDActualizado:

Colombia, República Dominicana y Miami. En las últimas semanas, estos países se han convertido en el «triángulo de oro» para la modelo y empresaria Mar Flores (46 años), que busca expandir su negocio de bolsos y complementos fuera de España en medio de la vorágine mediática que ha despertado su ruptura matrimonial con Javier Merino.

«Soy consciente de que ahora me van a adjudicar romances cada vez que salga a la calle o me vean con alguien. Te puedo asegurar que no hay ningún fundamento en las historias que se están contando. Que si un abogado mexicano, que si un industrial de Colombia... Si mañana me ven con Javier, también dirán que hemos vuelto. En fin, es muy incómodo y cansado vivir siempre con estas historias o tener a los paparazzi todo el día en la puerta de casa, pero me tengo que aguantar. Por suerte me encuentro en un momento muy tranquila y en paz, y así lo estoy encarando todo», explica una sorprendida Mar Flores a propósito de los titulares sobre posibles romances. Mar asegura que sigue «sin ver ni leer nada de lo que cuentan sobre mí», seguramente con el objetivo de que nada le altere. Una especie de escudo protector al que muchos famosos se han sumado, especialmente en momentos delicados de su vida privada.

Un escudo de silencio

«Si hay algo que se salga de la legalidad, ahí están mis abogados pendientes para poner las demandas correspondientes, pero yo vivo más feliz sin tener que desayunarme con noticias que me estresen o me dejen tocado el resto del día sin poder ni tan siquiera trabajar», dijo un conocido empresario a ABC cuando se encontraba en medio de una ruptura matrimonial muy escandalosa.

Esa misma fórmula es la que ha adaptado Mar Flores a su vida y la que hace que en sus redes sociales todo lo que publique sean imágenes de felicidad y buenos deseos. Ni siquiera contesta a ciertos comentarios nada suaves que le escriben algunos de sus seguidores más críticos. «He estado viajando por Colombia y República Dominicana, porque estoy intentando crecer internacionalmente con mi línea de bolsos. En Miami hay una tienda en Coral Gables que los comercializa, al igual que otros diseños de origen español, y en Santo Domingo también se pueden encontrar en dos puntos de venta. Me interesa mucho el mercado colombiano, donde están teniendo muy buena acogida. No hay nada cerrado, he tenido algunas reuniones y ojalá pueda concretar algo más. Que tenga intereses en esos mercados para nada implica que esté pensando en dejar España. Eso de ninguna de las maneras sucederá», aclara sin dudarlo.

A pesar de su separación matrimonial, hasta la fecha la relación que Flores mantiene con su ex es bastante fluida y normal. Hablan casi a diario y ambos son conscientes de que sus hijos no tienen por qué resentirse de ese final, ni mucho menos sufrirlo. El pasado puente de mayo Mar se llevó a los niños a Andalucía, a casa de unos amigos, y siempre con el fin de estar lo mas alejados de las cámaras para que nada altere la vida de los pequeños. Muy a su pesar, es consciente de que su vuelta a la soltería la ha recolocado en el ránking de los famosos más buscados y eso que llevaba diez años de tregua mediática, volcada en su familia, ajena a las persecuciones de las cámaras.

Caminos divergentes

La diferencia con las polémicas que vivió años atrás es que, ahora, tiene sus propias armas para no perder la calma y evitar que lo que se cuente afecte a su estado de ánimo. «En los matrimonios a veces se toman caminos distintos y si uno de los dos quiere romper, no se puede evitar», comenta. Es sabido que fue Javier Merino quien decidió poner fin a la convivencia y enviar un comunicado a la prensa. Precisamente ese ha sido el origen de los rumores sobre la existencia de otra mujer con la que pretendía rehacer su vida. Merino lo ha desmentido.