Economía

La Fundación de Caja Madrid valida los documentos aportados por la defensa de usuarios de las «black»

Los 65 usuarios de las tarjetas confían en que la admisión de esta nueva prueba dé un giro al proceso

Juicio por las tarjetas «black»
Juicio por las tarjetas «black» - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Fundación Montemadrid, heredera de la extinta Caja Madrid, ha validado en la Audiencia Nacional la documentación aportada por la defensa de varios usuarios de las tarjetas opacas de la entidad y que contradice la versión del expresidente Jaime Terceiro acerca del uso de las visas.

Según consta en la providencia a la que ha tenido acceso Efe, la directora financiera de la fundación, Eva Cereceda, avaló la autenticidad de las cartas dirigidas a las exconsejeras Pilar Becerril y Flora Quevedo, en las que se hace referencia al número PIN "para poder utilizar la tarjeta en los cajeros", una práctica negada por Terceiro durante su comparecencia como testigo.

La primera de ellas, destinada a Becerril, data de diciembre de 1988, solo mes y medio después del consejo de administración que aprobó el empleo de estas tarjetas "en concepto de compensación por el ejercicio de su función como consejera".

En la carta no se hace referencia a que se trate de gastos de representación, como sostuvo Terceiro durante su declaración, sino a una "compensación de hasta 90.000 pesetas (menos de 600 euros). mensuales" de los que podía disponer haciendo uso de su tarjeta pero también extrayendo dinero en metálico en los cajeros.

La segunda de las misivas, con fecha de octubre de 1992, la central de tarjetas comunica a Quevedo que ya dispone del PIN de la visa que "le fue entregada en mano".

La sección cuarta de la sala de lo Penal ya ha comunicado el visto bueno de Cereceda a las partes, incluidas las acusaciones que durante la última sesión se mostraron reticentes a incorporar los documentos aportados por la defensa de los exconsejeros Alberto Recarte y Jesús Pedroche al dudar de su autenticidad.

Según han informado a Efe fuentes próximas al caso, los 65 usuarios de las tarjetas confían en que la admisión de esta nueva prueba dé un giro al proceso y demuestre las contradicciones de la versión ofrecida por Terceiro.

En su declaración el pasado 24 de octubre, el expresidente de Caja Madrid defendió la limpieza de las tarjetas para los consejeros, al tiempo que aseguró que este sistema estaba destinado "exclusivamente" a cubrir gastos de representación.

Por su parte, tanto Recarte como Pedroche, quienes se enfrentan a una petición de cuatro años de cárcel por apropiarse de forma indebida del patrimonio de la entidad, no reconocieron la validez de las hojas de cálculo excel, principal prueba del proceso, al considerar que contenían "multitud de errores".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios