Economía

Un acusado por las «black» defiende que la Comunidad de Madrid conocía las tarjetas de la caja

El PP desmiente a José María Buenaventura y niega que su actual portavoz en la Asamblea, Enrique Ossorio, supiese de la existencia de las Visas opacas en la entidad financiera

Buenaventura fue miembro de la comisión de control de Caja Madrid por el PP
Buenaventura fue miembro de la comisión de control de Caja Madrid por el PP - EFE

Uno de los argumentos de defensa de los 65 exdirectivos de Caja Madrid y Bankia acusados de cargar a la entidad 15 millones de euros en gastos personales con las tarjetas «black» es que ese medio de pago era «vox pópuli». Miguel Blesa esgrimió que ni el Banco de España ni la CNMV pusieron nunca ninguna pega. Rodrigo Rato y Estanislao Rodríguez ponga apuntaron a que la Agencia Tributaria estaba al tanto. Este viernes, durante la cuarta jornada de interrogatorios, el exjefe de gabinete del Consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid José María Buenaventura ha asegurado que el entonces viceconsejero de Esperanza Aguirre y actualmente portavoz del PP en la Asamblea regional, Enrique Ossorio, le informó que que esas Visas supuestamente opacas eran una de las formas de pagarle por su trabajo en la entidad financiera.

Buenaventura, que fue miembro de la comisión de control de Caja Madrid en representación del Gobierno regional de Aguirre, gastó 62.932 euros con su tarjeta «black» y la Fiscalía Anticorrupción solicita para él una pena de dos años y medio de prisión y una multa de 63.000 euros. Según su versión, Ossorio le habría informado antes de entrar en la caja de que la remuneración de los vocales se hacía mediante dietas y esas tarjetas de crédito, de las que el Ministerio Público sospecha que estaban fuera de los cauces legales de Caja Madrid y de la Agencia Tributaria.

«Sobre las instrucciones, el vicesecretario general del consejo de adminsitración de Caja Madrid Vicente Espinosa lo que hizo fue corroborar lo que me dijo Ossorio, que era una tarjeta de libre disposición», ha explicado Buenaventura en la Sala ante las preguntas del fiscal Alejandro Luzón sobre quién le entregó su Visa y en concepto de qué. El acusado ha relatado que él preguntó que límite de gasto tenía la tarjeta y que Espinosa le ratificó, como le había indicado Ossorio, siempre según su versión, que ascendía a 25.000 euros.

El Partido Popular ha salido de inmediato en defensa de Ossorio y ha negado la mayor. «Es rotundamente faslo que le informase de las existencia de esas tarjetas», aseguran a Efe fuentes del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid. El PP detalla que su actual portavoz únicamente informó a Buenaventura de que iba a ser el representante del Gobierno regional en la comisión de control de la caja y que su remuneración en la entidad consistiría «en dietas por asistencia a cada una de las reuniones» de esa comisión, pero que no le habló de esas Visas. Los populares insisten en que Ossorio «se enteró del uso y el abuso de las tarjetas cuando se enteró todo el mundo, no sabía que no se declaraban».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios