Dos de los detenidos, cuando pasaban a disposición judicial. | Vídeo: Exclusiva A3 Noticias
SUCESOS

Los detenidos por el asalto al hospital de La Línea para liberar a un narco, en libertad

Los cuatro arrestados por el momento acusados de sacar a la fuerza a Samuel Crespo del centro hospitalario han pagado una fianza de 10.000 euros y se les ha retirado el pasaporte

Actualizado:

El juzgado de La Línea de la Concepción que instruye el caso del asalto de una veintena de encapuchados al hospital de la localidad para liberar a un narco ha puesto en libertad bajo fianza a los cuatro detenidos que por el momento hay por este asunto. El auto se dictó este pasado miércoles y determinó dicha puesta en libertad sin que la Fiscalía se haya opuesto.

Según fuentes del TSJA consultadas, para que hayan podido salir de la cárcel -tal y como solicitaron sus defensas-, se les ha impuesto como medidas cautelares una fianza de 10.000 euros, la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado y se les ha obligado a entregar el pasaporte, es decir, tienen prohibido salir del país hasta la celebración del juicio.

Las personas sobre las que se ha determinado la puesta en libertad son cuatro. El primer detenido el día de los hechos, primo del supuesto narco Samuel Crespo, quien fue capturado por uno de los policías actuantes cuando entraron en grupo a por el detenido; los dos hermanos Ismael M. C. y Eduardo M. C., y Michel, alias 'El Toallitas', quien fue capturado en un control de la Policía Nacional cuando, tras pararlo, a los agentes les saltó que estaba en busca y captura.

El asalto, sigue la investigación

Como se recordará, el asalto ocurrió el pasado 6 de febrero cuando una veintena de encapuchados irrumpieron en el hospital de La Línea para liberar a Samuel Crespo, un miembro de la banda que había sido detenido momentos antes por la zona del Zabal. Los agentes habían parado a Samuel cuando iba en su scooter ante la sospecha de que estaba preparando un alijo.

Pendiente de varias requisitorias por otras causas pendientes, intentó darse a la fuga. Pero al huir se cayó de la moto y se fracturó el fémur y la mandíbula por lo que los policías lo llevaron al hospital. Una vez allí, y mientras esperaban que lo atendieran, llegaron varios vehículos de donde se bajaron más de una decena de individuos que entraron a por él entre patadas y manotazos contra todo lo que se encontraban.

Tras un forcejeo con los policías lograron liberarlo y se dieron a la fuga. Los agentes sí pudieron detener a uno de los encapuchados, primo de Crespo. Desde entonces el equipo de Judicial intenta identificar, localizar y detener a todos los implicados en este asalto. A principios de marzo arrestaban a los dos hermanos, en Algeciras y La Línea. Uno de ellos llevaba 200.000 euros encima en el momento de su detención. A finales también de marzo dieron con otro de los supuestos implicados, Míchel alias 'El Toallitas', un joven linense de 25 años que cuenta también con antecedentes.

Samuel Crespo, sigue obviamente en busca y captura. Sobre él pesan a sus 32 años cuatro requisitorias: una policial y tres judiciales. Algunas fuentes apuntan que pudo huir a Marruecos en lancha o moto acuática poco después de ser liberado, aunque tuvo que ser atendido con prontitud por un médico debido a las heridas y la lesión que presentaba. Otras fuentes hablan de que podría haberse ocultado por La Línea u otro punto de la comarca con ayuda de los hermanos Tejón, 'Los Castañitas', para los que supuestamente trabajaba organizándoles y buscándoles gente para los alijos. La investigación continúa.

También te puede interesar:

Detenidos dos hermanos por el asalto al Hospital de La Línea para liberar a un presunto narco

Cae 'El Toallitas', otro de los implicados en el asalto al hospital de La Línea

Parado, de 20 a 30 años, con antecedentes, los 'cachorros' del hachís que no duermen

Samuel Crespo, uno más del submundo del hachís

Ruta por La Línea comanche

'Vuelcos' en Cádiz, una guerra entre narcos sin cuartel ni escrúpulos

Los narcos de Cádiz, cada vez más peligrosos y violentos

Narcos 4.0. Radares, inhibidores, móviles encriptados, GPS... los traficantes se arman cada vez de más medios tecnológicos