Las instituciones de Baleares han puesto en marcha distintas iniciativas para promocionar el catalán en estos últimos años.
Las instituciones de Baleares han puesto en marcha distintas iniciativas para promocionar el catalán en estos últimos años. - ABC

El tripartito de Palma creará un servicio para promover el catalán en las barriadas más humildes

En el extrarradio de la capital balear la lengua de uso mayoritario es en la actualidad el castellano

Actualizado:

El nuevo equipo de gobierno tripartito del Ayuntamiento de Palma prevé poner en marcha en breve un servicio de dinamizadores lingüísticos para promover el conocimiento y el uso del catalán en las barriadas más humildes de la ciudad, situadas en el extrarradio. Esta iniciativa no es novedosa en sentido estricto, ya que fue anunciada por el anterior tripartito municipal hace casi dos años, en octubre de 2017, si bien finalmente no se llegó a implantar. La idea originaria será recuperada ahora, según ha avanzado este lunes el diario «Última Hora» y ha podido confirmar ABC.

Cabe recordar que en la presente legislatura, al igual que en la anterior, gobierna en el consistorio palmesano un tripartito conformado por el PSOE, Podemos y MÉS. El alcalde es el socialista José Hila, mientras que el edil que ha decidido sacar ahora del cajón la citada iniciativa es el regidor de Educación y Política Lingüística, Llorenç Carrió, de MÉS. Fue precisamente el propio Carrió quien en el pasado mandato promovió este proyecto, entonces como concejal de Cultura.

El ámbito de actuación del citado servicio abarca inicialmente tres zonas de la ciudad. La denominada «zona A» comprende las barriadas de Son Gotleu, Pere Garau y La Soledat, en donde hay una presencia muy relevante de personas de origen subsahariano, así como también latinoamericanas y asiáticas. Por lo que respecta a la «zona B», integrada por Es Rafal, Es Viver y Son Cladera, y a la «zona C», conformada por Es Camp Redó y Cas Capiscol, en ambas su población es también inmigrante, pero procedente sobre todo de la Península. En las tres áreas citadas el idioma que se suele usar hoy en la mayoría de ámbitos es el castellano.

Carrió ha confirmado este lunes a ABC que el nuevo servicio de dinamización lingüística contará con cuatro programas. Habrá uno destinado al sector comercial, para incentivar el uso del catalán tanto en la rotulación como en la atención al cliente. Se contará también con un programa escolar, para reforzar el aprendizaje de la lengua catalana y la integración cultural. Habrá además un programa sociocultural y otro intercultural, para difundir información sobre el catalán a los inmigrantes como elemento integrador de las diversas comunidades lingüísticas. En principio, está previsto que en la segunda mitad del actual mandato esta iniciativa lingüística se amplíe al conjunto de la ciudad.

Críticas de la oposición

En ese contexto, el PP de Palma ha publicado en su cuenta oficial de Twitter un mensaje en el que ha indicado que lo que necesitarían las mencionadas barriadas es «más policía, mayor limpieza y mejor mantenimiento». Los populares han reclamado asimismo «soluciones eficaces frente a las necesidades de los más vulnerables». Para la formación popular, «una legislatura más, Hila se desvía de las prioridades de los ciudadanos».

Por su parte, el portavoz de Vox en el consistorio palmesano, Fulgencio Coll, ha señalado que los barrios obreros «no necesitan más catalán, como se ha anunciado, no necesitan dinamizadores lingüísticos pagados por el Ayuntamiento, pues tienen otros problemas reales como la falta de vivienda». Coll ha añadido que «el dinero no está para fomentar el catalán en los barrios, dejemos a los vecinos que hablen como les dé la gana». Para el citado edil, «un dinamizador lingüístico no es la prioridad». En ese sentido, ha denunciado que en las barriadas mencionadas los vecinos tienen miedo a salir a la calle, «por culpa de las mafias, de la delincuencia, del trapicheo de drogas».

En la misma línea se ha expresado la portavoz municipal de Cs, Eva Pomar. «Ante la falta de limpieza y seguridad, ante los problemas de la ‘okupación’ ilegal y ante la falta de infraestructuras y servicios en los barrios obreros, el Ayuntamiento de Palma responde con más clases de catalán», ha criticado. «Que todo el mundo hable en catalán por la calle, en la escuela y en sus negocios parece ser la obsesión de este equipo de gobierno», ha lamentado también Pomar, quien ha asegurado que «esta preocupación no es la que tienen los vecinos que sufren la degradación de sus barrios día a día».