El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ayer durante la inauguración de una conferencia sobre seguridad vial organizada por la Fundación Mapfre sobre el «objetivo cero accidentes» en la que participó también el director general de Tráfico, Pere Navarro, en el Congreso de los Diputados
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ayer durante la inauguración de una conferencia sobre seguridad vial organizada por la Fundación Mapfre sobre el «objetivo cero accidentes» en la que participó también el director general de Tráfico, Pere Navarro, en el Congreso de los Diputados - EFE

Proteger a los peatones, la misión «imposible» de la DGT

Va a rebajar el límite de velocidad en vías de un único carril por sentido en las ciudades a 30 km/h y aprobará la llamada Ley de Vulnerables

Actualizado:

El tándem Fernando Grande-Marlaska-Pere Navarro al frente del Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico (DGT) sigue haciendo pedagogía para que la población acoja de buen grado la rebaja del límite de velocidad en vías y ciudades que ultima el Gobierno. Chocarán con datos como los de una encuesta reciente, elaborada por el Centro de Demoscopia de Movilidad, en la que el 59% de los ciudadanos rechazaban circular a 30 km/h por las calles de un solo carril por sentido, como ya se aplica, por ejemplo, en el 85%de las vías de esta tipología en Madrid.

[ Estos son todos los cambios que prepara Tráfico para 2019]

Así lo recalcó ayer Navarro en el Congreso de los Diputados, en la conferencia internacional «¿De la visión cero al objetivo cero?», precedido en el turno de palabra por un ministro del Interior que, aunque dio esquinazo a los periodistas que le preguntaron a la entrada y salida de su intervención por la «inacción» de la Generalitat en los cortes de carreteras por parte de los llamados CDR(comités de defensa de la república en Cataluña), sí fue contundente en un anuncio: España será de los países que en Europa se han sumado a la rebaja a 30 km/h de la velocidad máxima en las calles de un carril en todos los municipios, tal y como adelantó este periódico el pasado mes de octubre.

Velocidad máxima: se rebaja el listón urbano

En presencia del coordinador europeo de Seguridad Vial, nombrado hace tres meses, Matthew Baldwin, Marlaska defendió que no será el Gobierno español el que imponga el listón de 30 km/h en las ciudades, sino que han sido los propios municipios (y citó a Zaragoza, Valencia, Málaga, su ciudad, Bilbao, y Madrid) los que se han dirigido al Ministerio para reclamarlo. La medida está presente en algunas ciudades, pero falta la regulación a nivel estatal, así que la DGTreformará este apartado dentro del Reglamento General de la Circulación –que pretende tramitar de modo inminente en el Congreso y que entre en vigor a partir de julio de 2019– e incluirá la obligatoriedad de instaurar el límite en todos los municipios.

Expertos como Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, bendijeron la medida que «pacifica la ciudad» y que, de acuerdo a sus palabras, no supondrá una rebaja sustancial de la velocidad, ya que en las grandes avenidas de las ciudades se seguirá circulando a 50 km/h. «La velocidad media hoy por hoy es de 19 km/h y lo que se busca es proteger al peatón del impacto de la carrocería. Es una medida lógica y razonable, dentro de lo que está haciendo Europa en el ámbito urbano», afirmó.

No andaba desencaminado. Baldwin interrumpió en aplausos la disposición adelantada por España para acotar lo que él mismo denominó «una epidemia, las muertes en carretera». «Es como la peste», dijo Baldwin, que avaló que se imponga un cordón sanitario como el descrito por Marlaska.

El ministro recordó que el próximo 2 de enero se aplica también la imposición de circular a 90 km/h como máximo en 7.000 kilómetros de vías, las carreteras convencionales que están desdobladas y cuentan con un carril por sentido. Por estas vías secundarias, todas con arcén de más de 1,5 metros de ancho, actualmente se puede circular a 100 km/h. Marlaska indicó que ya hay 14 países que han fijado el límite en 90 km/h, ocho países lo han reducido a 80 km/h y un país lo ha rebajado a 70 km/h. Es Suecia, cuya experiencia le ha dado el liderazgo como el país con menos tasa de muertes en carretera. El ministro espera que el límite de 90 km/h tenga un «impacto importante» en la seguridad porque en estas vías mueren más de mil personas al año.

La experiencia sueca: rebajó la velocidad máxima en las secundarias a 70 km/h, rediseñó las vías y consiguió el primer puesto en menor tasa de fallecidos en las carreteras

Ley de Vulnerables: medidas de impacto en peatones

Interior también confía en el éxito de otra medida: prepara para los primeros meses de 2019 las reformas de la llamada Ley de Vulnerables. El 46%de los fallecidos sobre el asfalto ya son motoristas, ciclistas y peatones. Según Marlaska, 351 transeúntes se dejaron la vida el año pasado, lo que urge a prevenir en las ciudades. Volvió a citar poner un «stop» a la velocidad. El atropello de un peatón tiene entre cinco y ocho veces más de posibilidades de ser mortal a 50 km/h que a 30, así que los organismos internacionales, como la Comisión Europea y la OMS, bendicen –resaltó Marlaska– toda medida que instaure «una velocidad segura en los espacios de convivencia entre peatones y vehículos a motor».

Carné de conducir: obligará a dar clases presenciales

Dentro de la reforma del Reglamento de Circulación, que el Gobierno intentará sacar adelante el próximo año, se contemplan numerosos cambios en el carné de conducir. Se estudia imponer formación presencial en las autoescuelas para obtener el permiso de conducción. Asimismo, todo aquel que curse lecciones de conducción segura obtendrá dos puntos adicionales para su permiso al volante, apuntaló el ministro.

Marlaska «huyó» ayer de los medios agolpados a la entrada de la sala del Congreso donde inauguró la conferencia de seguridad vial
Marlaska «huyó» ayer de los medios agolpados a la entrada de la sala del Congreso donde inauguró la conferencia de seguridad vial- EFE

España se unirá, con su Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030, al propósito europeo de reducir al 50% la cifra de fallecidos y heridos graves durante el próximo decenio. Baldwin propuso, en dicho contexto, crear una base de datos de accidentes común en el continente (donde se registran 25.000 muertos y 135.000 heridos graves cada año); mientras otra de las asistentes, Mar Cogollos, directora de la asociación de víctimas Aesleme, apeló a la creación de un organismo con amplias competencias supraministeriales, puesto que la materia de tráfico atañe a Interior, Fomento, Sanidad, Industria y hasta Educación.