Estado del toples en los principales destinos turísticos

Los principales destinos donde puedes hacer «topless» y donde no

No está legalizado en todos los países europeos, tampoco en la totalidad de Latinoamérica, y las leyes estatales difieren con las locales en Norteamérica

MadridActualizado:

El toples en público llegó a España el siglo pasado con un componente reivindicativo. A partir de 1960 la práctica se hizo popular en Europa pero, hoy, Irlanda es el único país europeo donde no está totalmente permitido. En Brasil, Argentina, China o Rusia está prohibido, mientras que en Estados Unidos, Canadá y México varía en función de la ordenanza de cada estado.

En los principales destinos turísticos hay Estados en los que el uso del toples está considerado un como un «acto obsceno», exhibicionista o inmoral. Las mujeres que deciden desafiar la ley se enfrentan a penas de prisión y multas, dependiendo de las leyes de cada país. En otros la práctica está legalizada, mientras que en algunos no tienen una legislación concluyente.

En los principales países de Europa es aceptado, en Irlanda no tanto

Las ciudadanas españolas son las que más toples hacen en comparación con las francesas, italianas, alemanas, británicas y holandesas. Así lo refleja un estudio de 2017 realizado por el Instituto Demoscópico Francés (IFOP). La práctica está totalmente permitida y asentada en estos países en los que tomar el sol sin la parte superior del bañador no tiene ninguna consecuencia penal. En Portugal, Bélgica, Grecia o Dinamarca también está totalmente legalizado, al igual que en República Checa, Rumanía y los países escandinavos.

Una joven toma el sol en la playa de las Arenas de Valencia
Una joven toma el sol en la playa de las Arenas de Valencia - Rober Solsona

Sin embargo, la situación no es tan favorable en Irlanda, el único Estado europeo donde no está totalmente permitido. A pesar de que hay playas naturistas, el toples y la desnudez pública están sujetas a interpretaciones. Si se está en la zona correcta, nadie se siente ofendido y la persona no intenta causar «miedo, angustia o alarma», la práctica está tolerada. Si el objetivo fuera ofender podría enfrentarse a acciones legales, según las leyes del país.

Fuera de los principales Estados europeos, en Australia, Islandia y Cuba, las mujeres pueden hacer toples. En Túnez y Egipto, destacados destinos turísticos, es ilegal.

Cuba y Uruguay, los únicos países latinoamericanos que reconocen este derecho

En América del Sur no es una práctica muy extendida. Mientras que en todas las playas de Cuba está permitido y en Uruguay también (aunque sin legislación concluyente), en Brasil está prohibido y se castiga con entre tres meses y un año de prisión o una sanción económica. En Argentina tampoco es legal y en Perú reina la ambigüedad legislativa. Las mujeres peruanas que quieran tomar el sol sin la parte superior del bañador podrían ser acusadas por la policía de haber cometido un acto inmoral.

En Chile hacer toples no está considerado un delito, sin embargo, en la práctica puede conllevar una sanción económica. Esto mismo ocurre en Colombia y en algunas regiones de México.

Disparidad entre los estados de EE.UU, Canadá y México

La legislación tiende a ser aperturista en Norteamérica, sin embargo, en algunas regiones estadounidenses, canadienses y mexicanas es un derecho no reconocido.

En Estados Unidos se puede ejercer con libertad en Nueva York, California, Texas, Oregón o Luisiana, entre otras, pero no en todas sus ciudades. Por ejemplo, está perseguido en Portland (Oregón) y en Austin (Texas). En los Estados de Utah, Indiana y Tennessee tampoco está permitido.

El Código Criminal de Canadá no define qué es un «acto indecente», por este motivo su interpretación difiere en cada región. Aunque a nivel estatal en México no está sancionado hacer toples, existen legislaciones locales que lo interpretan como un acto de exhibicionismo que altera el orden público. La sanción varía en función de las circunstancias dadas.