En este mapa aparece por primera vez nombrada una borrasca profunda, «Ana»
En este mapa aparece por primera vez nombrada una borrasca profunda, «Ana» - AEMET

Temporal«Ana» pone en alerta a media España por fuertes vientos y lluvia

En Galicia y zonas de montaña del norte los vientos pueden superar los 120 km/h

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

No han pasado ni diez días desde que los servicios meteorológicos de España (Aemet), Francia (Météo-France) y Portugal (IPMA) acordaran empezar a bautizar a las borrascas profundas susceptibles de causar daños importantes, cuando ya tenemos a la primera aquí: se llama Ana y afectará este domingo de lleno a nuestro país, pues cruzará al norte del mar Cantábrico. Según el aviso emitido por Aemet, «Ana» trae consigo vientos muy fuertes, mal estado de la mar y lluvias abundantes y persistentes en buena parte de la Península y Baleares.

Las tan ansiadas lluvias llegan por fin y serán abundantes en gran parte de la Península. Ahora bien, Aemet avisa de que podrán ser fuertes y/o persistentes sobre todo en el noroeste y en zonas montañosas, donde podrían alcanzarse o superarse los 80-100 litros por metro cuadrado en todo el episodio (que durará domingo y lunes), especialmente en Galicia. Más débiles y dispersas serán en Baleares y en el litoral valenciano y murciano, y se espera que el lunes disminuyan.

Pero lo más significativo de «Ana» es el viento, fuerte o muy fuerte que soplará del suroeste en amplias zonas de la Península y en Baleares pudiéndose superar los 80-100 km/h, sobre todo en zonas montañosas, Galicia y zonas próximas donde se podrían superar los 120 km/h.

Alerta naranja

Así, la alerta naranja por viento está activada en toda Galicia (en este caso también por fenómenos costeros), Castilla y León, norte de Cáceres, Toledo y La Rioja. En alerta amarilla están Asturias (también por temporal costero), Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava; el norte de Navarra, Huesca, Lérida y Gerona; Zaragoza, Teruel, Guadalajara, Madrid; el interior de Castellón y de Valencia; Badajoz, Cáceres, Almería y Baleares. Y es que lo que caracteriza a estas borrascas profundas, que a partir de ahora tendrán nombre siguiendo una lista que va de la A de Ana a la W de Wiam, es el viento.

Una borrasca o depresión es un tipo de ciclón (término genérico donde se incluyen los huracanes, tifones, bajas polares, medicanes, etc.) que transcurre por latitudes medias, entre 30 y 60º de latitud. Son sistemas de bajas presiones donde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte. Asociados a las borrascas se suelen producir vientos fuertes o muy fuertes, que serán más intensos cuanto menor sea el mínimo de presión en el centro de la baja.

Las condiciones para que una borrasca sea susceptible de recibir un nombre son que ésta debe profundizarse rápidamente –los modelos prevén que «Ana» lo haga más rápido que el umbral para considerarse una ciclogénesis explosiva– y que se prevean vientos fuertes que activen avisos de viento de nivel naranja o rojo en alguno de los tres países, según explica a ABC Ana Casals, portavoz de Aemet. En el caso de España, se trata de rachas máximas superiores a 90, 100 y 110 kilómetros por hora, dependiendo de las zonas.

Se espera que tras el paso del frente el viento vaya amainando de oeste a este el lunes, aunque desde Aemet recomiendan estar atentos a su web y a los avisos de Protección Civil.