El uso de los pesticidas derivados de la nicotina provoca un descenso de las abejas en Inglaterra

Los neocotinoides en los cultivos de colza están provocando un importante efecto en las poblaciones de algunos tipos de abejas

ABC
Actualizado:

El uso de los controvertidos pesticidas neonicotinoides (aquellos derivados de la nicotina) en los cultivos de colza son la causa por la que el número de abejas salvajes está descendiendo por primera vez en Inglaterra.

Estos pesticidas se usan en la semilla, de manera anterior a su cultivo, y pueden ser transportadas a todas las partes de un cultivo, es decir, la fauna que se alimenta del néctar de estas plantas también los ingiere.

Los diferentes efectos que los pesticidas pueden tener en las abejas han sido estudiados previamente, pero no había, hasta ahora, fuertes evidencias que uniesen la pérdida de estos animales en un amplio espacio de tiempo de esta especie de abejas, como relata un estudio realizado por Nature Communications.

Ben Woodwock, del Centro de Ecología e Hidrología (CEH por sus siglas en inglés) en Oxfordshire, Reuino Unido, y sus compañeros han estudiado los datos de 62 especies de abejas recolectadas por voluntarios provenientes de más de 31.818 estudios en más de 4.000 kilómetros cuadrados de tierra. Observaron estas poblaciones de abejas entre 1994 y 2011.

Lo que descubrieron fue que la media de descenso en las poblaciones de estos insectos en todas sus especies era de un 7% desde el año 2002 (en Inglaterra, los granjero comenzaron a usar los pesticidas neonicotinoides en los cultivos de cozal en 2002). Algunas especies alcanzaban un descenso del 20% o más.

Aquellas especies que se encontraban en los cultivos de colza fueron especialmente perjudicadas. De media, el efecto en su población fue tres veces más grave que en las abejas alejadas de estas plantaciones.

«Al tratarse de un cultivo que florece, la colza es beneficiosa para la polinización de los insectos», explicó Woodcock. «Este beneficio, sin embargo, parece ser más que anulado por el efecto de los pesticidas neocotinoides en el tratamiento de las semillas».

El mensaje es que los pesticidas son dañinos y afectan a más especies de las que se creía, dice Isaac, del CEH.

«Este estudio ha aportado la primera prueba de los impactos negativos del uso de los neocotinoides a largo plazo y a nivel nacional para muchas especies de las abejas silvestres que no se habían estudiado antes», asegura Richard Pywell, también mimebro del CEH.

Los pesticidas derivados de la nicotina fueron restringidos temporalmente en la Unión Europea en el año 2003 como medida de protección de las abejas amenazadas.