En España, un 75 por ciento de los docentes se cree correctamente preparado
En España, un 75 por ciento de los docentes se cree correctamente preparado - FOTOLIA

Más de la mitad de los profesores cree que las prácticas de la carrera no les preparan para dar clase

Un informe de la CE advierte de la falta de preparación de los docentes y del envejecimiento de la profesión en Europa

E. ARMORA
BarcelonaActualizado:

Apenas unos días después de que el filósofo José Antonio Marina presentara ante el Ministerio de Educación el borrador de su Libro Blanco de la Función Docente no Universitaria, en el que plantea, entre otras medidas, instaurar unas prácticas remuneradas para los profesores, similares al MIR sanitario, trasciende un informe de la CE que revela, con estadísticas contundentes, la insatisfacción de los docentes respecto a la actual formación que reciben.

Según el informe «The teaching profession in Europa», presentado ayer en Barcelona en una jornada de trabajo organizada por la Fundación Jaume Bofill, cinco de cada diez profesores españoles considera que las prácticas que realizan a lo largo de sus estudios no les preparan adecuadamente para impartir clases. El informe, que se ha elaborado con cifras estadísticas de la red Eurydice, del Eurostat y del informe de la OCDE TALIS 2013, aportando datos comparativos de 35 estados europeos, revela también que el 63 por ciento del profesorado tampoco aprueba el contenido pedagógico de las práticas, ya que, según afirman, no están a la altura.

El estudio advierte también de la alta feminización de la profesión, de un envejecimiento progresivo de los docentes europeos (solo un tercio del profesorado es menor de 40 años) y una falta de relevo de jóvenes, que ven cómo se precariza su situación laboral, según indicó ayer Peter Birch, coordinador de política educativa y análisis de sistemas de la Comisión Europea.

¿Qué ocurriría si fueran cirujanos o pilotos?

En España, un 75 por ciento de los docentes se cree correctamente preparado en cuanto a contenidos, una proporción que desciende al 37 por ciento cuando se abordan las herramientas pedagógicas y al 46 % al valorar las prácticas que se realizan durante los estudios. «Éste es un mensaje contundente», dijo Birch, quien se preguntó «qué ocurriría si ese mismo nivel de percepción de preparación lo tuvieran un cirujano o un piloto de avión», informa Efe. «Sin embargo, dejamos que estos docentes que se creen poco preparados den clase a nuestros hijos», indicó, para añadir que «se debe mejorar la formación del profesorado», tanto la inicial como la continua a lo largo de la carrera profesional.

Respecto al conjunto de Europa, el informe revela que el 60 por ciento de los docentes europeos se sienten bien preparados con la formación que reciben, aunque ese porcentaje desciende al 40 por ciento cuando se refiere a los contenidos pedagógicos que se les facilitan para abordar el trabajo en el aula.

El informe considera que uno de los pilares para mejorar la calidad educativa es enriquecer la formación de los docentes, y muestra que en algunos países la formación inicial no cubre aspectos clave para el ejercicio profesional posterior.

También recomienda la necesidad de reforzar el desarrollo profesional de los docentes y el compromiso ético con la educación como un bien común, además de progresar en la cooperación profesional y en el intercambio de conocimiento y de prácticas innovadoras entre el profesorado europeo. En este sentido, el estudio de la CE constata que menos de un tercio de los profesores europeos han hecho estancias profesionales en el extranjero.