Imagen del Botton-Champalimaud Pancreatic Center que abrirá sus puertas el 5 de octubre de 2020
Imagen del Botton-Champalimaud Pancreatic Center que abrirá sus puertas el 5 de octubre de 2020 - ABC

Lisboa pone en pie el primer centro mundial sobre el cáncer de páncreas

Botton-Champalimaud Pancreatic Center abrirá sus puertas en octubre de 2020, tras una inversión de 50 millones de euros

Actualizado:

Lisboa inicia la cuenta atrás para que se convierta en realidad el primer centro de investigación y tratamiento del mundo sobre el cáncer de páncreas, uno de los más mortíferos. Es la prestigiosa Fundación Champalimaud, cerca de la Torre de Belém y del Monasterio de los Jerónimos, la que romperá moldes en este sentido, en colaboración con Mauricio Botton, de 85 años y nieto del fundador de Danone.

La inversión presupuestada asciende a 50 millones de euros, con el fin de poner en pie el denominado Botton-Champalimaud Pancreatic Center, una especie de refugio para dejar atrás los escasos niveles de éxito que se registran en las terapias aplicadas a esta variante de la enfermedad, la misma de la que murió recientemente la reina del «soul», Aretha Franklin.

Si todo marcha de acuerdo con los planes iniciales, la fecha de inauguración será el 5 de octubre de 2020, un día en el que quedará sellada aún más la aureola internacional de un centro que ha sido visitado en numerosas ocasiones por la Reina Sofía.

Ahora la concienciación de Mauricio Botton, cuyo abuelo fundó Danone en 1919, hace posible la iniciativa, celebrada por los profesionales europeos y norteamericanos en virtud de los avances que puede aportar para mitigar los devastadores efectos de esta dolencia. Precisamente, abrir caminos ha sido una de sus especialidades, en vista de que ejerció como responsable de investigación y desarrollo de nuevos productos de la conocida marca francesa de yogures.

El cáncer de páncreas apenas ha evolucionado en relación a la expectativa de vida de los pacientes, pues la misma proporción que estaba vigente en 1970 continúa hoy en activo. Una circunstancia preocupante que ha llevado a la Fundación Champalimaud a tomar cartas en el asunto.

Las estadísticas en Portugal reflejan que las muertes por metástasis no dejan de crecer, sobre todo en los hombres, aunque el cáncer de páncreas todavía no alcanza la elevada incidencia de los de tráquea, bronquios, pulmón, colón, recto y estómago.

Lo que pretende Botton-Champalimaud es revertir la percepción de que el tipo en el que se especializará casi no tiene solución, que es exactamente su imagen actual. Ahí está luchando desde hace cinco años el guitarrista británico Wilko Johnson, de 71 años y a quien le auguraron pocos meses de vida en 2013. Sin embargo, se mantiene vivo. Y eso que llegó a realizar una gira de despedida.