Un informe señaló que los polvos de talco de Johnson&Johnson contenían asbesto
Un informe señaló que los polvos de talco de Johnson&Johnson contenían asbesto - ABC

Johnson&Johnson deberá pagar 29 millones de dólares a otra mujer con cáncer que usó su talco

Un jurado de California cree probado que el mesotelioma que padece estuvo provocado por el uso del producto

MADRIDActualizado:

Un jurado de California ha fallado una indemnización de 29 millones de dólares a una mujer que desarrolló un cáncer y utilizó polvos de talco de la marca de Johnson & Johnson. El veredicto, en la Corte Superior de California en Oakland, marca la última derrota para compañía farmacéutica que tiene abiertos más de 13.000 juicios similares en todo el país.

El fallo no convence a la compañía que ya ha advertido que apelará por haberse producido «serios errores de procedimiento y de identidad» en el curso del juicio. Argumentan que los abogados de la demandante no han podido demostrar que su producto contenía amianto. La compañía no proporcionó más detalles de los supuestos errores durante el juicio.

«Respetamos el proceso legal y reiteramos que los juicios no son conclusiones médicas, científicas o reglamentarias sobre un producto», dijo J&J en un comunicado la farmacéutica.

Un producto seguro, según la compañía

La compañía con sede en New Brunswick, Nueva Jersey niega que sus polvos de talco causen cáncer, y asegura que numerosos estudios y pruebas realizadas por reguladores de todo el mundo han demostrado que su producto es seguro y no contiene amianto.

La demanda fue presentada por Terry Leavitt, diagnosticada con mesotelioma en 2017. La mujer utilizó «Baby Powder» y «Shower to Shower» de Johnsson, otro producto similar que la compañía comercializaba en los años 60 y 70.

Tras dos días de deliberación, el jurado consideró que los productos a base de talco de J&J utilizados por Leavitt estaban defectuosos y que la compañía no había advertido a los consumidores sobre los riesgos que el producto podría tener para la salud. El fallo se acompaña de una indemnización de 29.4 millones de dólares en concepto de daños a Leavitt y su esposo.

El informe inculpador

Leavitt es la primera afectada que se somete a juicio tras la publicación de un informe en el que se detallaba que J&J conocía que su talco a veces daba positivo en pequeñas cantidades de asbestodesde la década de 1970 hasta los primeros años de 2000. La farmacéutica nunca hizo públicos los resultados de estas pruebas a los consumidores.

El juicio de Leavitt originalmente incluía al proveedor de talco de J&J, Imerys Talc America, una unidad de Imerys SE, como aco-acusado. El juez de la Corte Superior de California, Brad Seligman, quien supervisó el juicio, dijo a los jurados en febrero que la compañía ya no formaba parte del caso después de declararse en bancarrota.

Mientras que las demandas anteriores de talco alegaban que el talco en sí mismo causa cáncer de ovario, los abogados de los demandantes se han centrado más recientemente en argumentar que la contaminación por asbesto en el talco causó cáncer de ovario y mesotelioma, una forma de cáncer relacionada con la exposición al asbesto.