Un ejemplar cazado de rorcual aliblanco
Un ejemplar cazado de rorcual aliblanco - Greenpeace/Jeremy Sutton

Islandia anuncia un plan para matar a más de 2.000 ballenas hasta el año 2023

Las estimaciones cifran la cuota anual en 209 capturas para el rorcual común y de 217 para la aliblanca

ABC
Actualizado:

Kristján Þór Júlíusson, actual ministro de Pesca y Agricultura en Islandia, ha dado su visto bueno a un criticado plan para cazar ballenas rorcuales comunes y aliblancas hasta el año 2023.

Según una declaración del ministro, las dos especies «están en buena forma» y la caza que se ha llevado a cabo en las últimas décadas «no ha tenido efectos negativos significativos sobre las poblaciones».

Árni Finnsson, director de la Asociación de Conservación de la Naturaleza de Islandia, ha criticado la medida, argumentando que la práctica de la caza de ballenas «contradice directamente el supuesto apoyo de Islandia a las cuestiones ambientales».

Las estimaciones cifran la cuota anual en 209 capturas para el rorcual común, o ballena de aleta, y de 217 para la aliblanca, o ballena enana.

«Es muy necesario detener esta matanza de ballenas», ha denunciado Finnsson, señalando que la caza de ballenas «opera también con pérdidas financieras».

Sin embargo, algunos informes avalan que la caza de ballenas sigue siendo rentable para el país, generando ingresos anuales de 1.410 millones de coronas islandesas (unos 10 millones de euros) entre 2009 y 2017.