Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC

Holanda planea vacunas obligatorias para el acceso a las guarderías

El Gobierno holandés estudia la medida tras el mayor brote de sarampión registrado en Europa en la última década

Corresponsal en BerlínActualizado:

Debido al mayor brote de sarampión registrado en Europa en la última década, el gobierno de Holanda está estudiando no conceder plazas de guardería a los niños que no presenten certificado de vacunación contra el sarampión, las paperas y la rubeola. Francia, Italia y Austria ya han adoptado medidas similares con el objetivo de evitar contagios y Holanda suma además el objetivo de aumentar la cobertura de las vacunas, que ha descendido en los últimos años hasta el 90,2%, por debajo de la recomendación de la OMS del 95%.

Holanda pretende involucrar a las guarderías en la tarea de control y asesoramiento a las familias indecisas, pero una amplia mayoría parlamentaria, liderada por los tres principales partidos del Gobierno, considera que la información no es suficiente y apuesta por vetar la entrada a las escuelas infantiles y guarderías a aquellos niños que no tengan su cartilla de vacunación al día. El diputado liberal Klaas Dijkhoff defiende incluso que la vacunación obligatoria deberá aplicarse si la cobertura vacunal continua disminuyendo, aunque admite que «es importante seguir explicando a los padres los riesgos de no vacunar a sus hijos, ya no sólo por ellos, sino por otros bebés y niños que no han completado la pauta, ya sea por edad o por cualquier otro motivo médico». «Como padre, tengo derecho a saber cuán seguro está mi hijo. Estamos a favor de un registro obligatorio y de darle a las organizaciones de cuidado infantil la posibilidad de rechazar a los niños que no han sido vacunados», afirma por su parte el diputado socialista Peter Kwint.

Por el momento, esta propuesta ya cuenta con el apoyo de 94 diputados, de los 150 que tiene el Parlamento holandés. Aunque el programa se dará a conocer este otoño, el Secretario de Estado de Salud Pública, Paul Blokuis, ha adelantado que incluirá medidas coercitivas que irán más allá de las campañas de información.

Otros países europeos que se han sumado a la obligatoriedad de las vacunas son Bélgica, Bulgaria, República Checa, Croacia, Grecia, Letonia, Malta, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Hungría, según datos del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.