EFE

Un grupo de trabajadores de Iveco reniega de la masiva difusión del vídeo: «Nosotros lo desaprobamos»

María, otra compañera de Verónica Rubio en la fábrica de camiones, remarca que la grabación ya circuló en la empresa hace cinco años y ahora, por un motivo que desconoce, ha vuelto a moverse

MadridActualizado:

Un grupo de trabajadores de Iveco subraya que la mayoría de empleados de la empresa «mostraron su disconformidad» con la difusión del vídeo de contenido sexual de una compañera que la llevó a suicidarse el sábado, por lo que han exigido que no se generalice y se busque a los responsables.

En un comunicado remitido a Efe a través de StopHaters, Asociación contra el ciberacoso en España, este grupo de empleados, en su mayoría hombres, asegura sentirse «perjudicado por pertenecer a esta empresa» y que se «esté generalizando un tipo de conducta» con la que muestran su «absoluta desaprobación».

Al contrario de lo que afirmaron otros empleados, como Iván Cacho, de que la difusión fue masiva, ellos reivindican que «la mayoría de los trabajadores de Iveco no han sido partícipes de lo sucedido, asimismo, mostraron su disconformidad con relación a lo que estaba sucediendo». Por todo ello, piden respeto a su imagen e intimidad porque «está perjudicando a su entorno». «Muchos de ellos tienen familia o conocían a la víctima», explican.

Es más, este grupo de trabajadores instan a la búsqueda de los responsables, para lo que «colaborarán en lo que sea necesario con la investigación policial» que ya está abierta.

Además, María, otra compañera de Verónica Rubio ha comentado esta mañana en el programa «Espejo Público», que adelantó la noticia del suicidio, remarcó que su calvario ya comenzó hace cinco años y que Verónica fue siempre presa de ciertos rumores en la fábrica. María sí remarcó que «mucha gente de la plantilla contribuyó al acoso» al que se vio sometida esta madre de dos hijos. «El que quería tenía acceso al vídeo», lamentó y seguía circulando cinco años después. Desconoce el motivo de que el vídeo haya vuelto a circular justo ahora en la empresa madrileña o si ha sido su exnovio el que lo movió, como investiga ahora la Policía.