Cascotes caídos en un edificio de Melilla
Cascotes caídos en un edificio de Melilla - EFE

Expertos prevén más réplicas pero ven improbable otro gran terremoto

En la zona convergen las placas euroasiática y africana responsable de los frecuentes movimientos sísmicos

EFE
MADRIDActualizado:

La probabilidad de que se produzca otro terremoto tan grande al de esta madrugada en el Mar de Alborán es «baja pero nunca descartable» ha señalado Luis Cabañas, sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN), quien, no obstante, ha añadido que continuarán las pequeñas réplicas.

Luis Cabañas ha manifestado a Efe que la sismología no puede predecir terremotos y aunque la probabilidad de que se produzca otros es bastante baja, este seísmo es la consecuencia de otro que se generó el pasado viernes en la misma zona con una intensidad de 5.1 grados.

Por el contrario, se seguirán produciendo réplicas cercanas a los 3 grados durante la próximas horas.

Hasta las ocho de la mañana, se han sucedido nueve réplicas también con epicentro en el Mar de Alborán, algunas con una intensidad superior a los cuatro grados, que se han percibido con claridad en la ciudad autónoma.

Convergencia de placas

Cabañas ha subrayado que es una zona de gran actividad sísmica situada sobre la falla de Tofiño Bank donde ya en el año 1994 se produjo un terremoto de una intensidad cercana a 5,7 y en el año 2004 otro de similares características y una intensidad de magnitud 6,2.

En esta área se produce la convergencia de las placas euroasiática y africana responsable de los frecuentes movimientos sísmicos de la zona, ha añadido el sismólogo.

Epicentro del terremoto
Epicentro del terremoto - IGN

«El sismo se ha producido en una zona, una gran franja en la que se concentra gran parte de la actividad sísmica de nuestro entorno, que va desde El Egido (Almería) hasta Alhucemas, en Marruecos. La franja tiene una dirección noreste-suroeste, y en ese misma dirección hay una serie de fallas identificadas. Ahora las fallas se están moviendo en tierras africanas, lo que significa que habrá más réplicas», ha señalado el director de la Red Sísmica española del Instituto Geográfico Nacional, Emilio Carreño.

Hasta el momento de han registrado ya 20 réplicas de magnitudes superiores a tres grados en la Escala Richter. «Las últimas cuatro réplicas se han producido ya en zona de tierra en la zona Alhucemas. Van a seguir produciéndose réplicas que serán sentidas por la población. todo parece indicar que la parte de fallas se está moviendo ya dentro del continente africano».

Preguntado si es posible predecir si en las próximas horas habrá otro terremoto más intenso, el director de la Red Sísmica Nacional afirmó que «es imposible de predecir». También recordó que hace unos días se produjo otro terremoto en la zona, de cinco grados en la Escala de Richter, «pero el mayor hasta ahora se produjo en 2004, con una intensidad de 6.5».

Carreño ha asegurado que el terremoto que se ha producido esta madrugada en el sur del Mar de Alborán, de magnitud 6.3 grados en la Escala Richter, «se ha sentido no sólo en Melilla, en donde se han producido caída de cornisas o elementos ornamentales de las fachadas, sino que tenemos conocimiento de que se ha sentido también en Madrid, Castellón y hasta en Oviedo».

«Es un aviso»

El presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG), Luis Suárez, ha advertido del «riesgo sísmico moderado» que existe en el sur de España y ha pedido a las instituciones que «se tomen en serio» este asunto y tomen medidas de prevención para minimizar daños futuros porque el terremoto de esta madrugada «es un aviso».«Después no echemos la culpa al azar», ha advertido.

«El sur de España es una zona de riesgo, moderado, pero riesgo», ha recordado Suárez. «No es California, ni Chile, ni Japón pero hay que tener presente el riesgo y, aunque no sabemos cuándo, sí sabemos dónde (habrá seísmos) y hay que tomar medidas de prevención para minimizar riesgos», ha advertido el presidente de los geólogos.

Suárez ha incidido en que el riesgo para las provincias de Cádiz, Granada, Málaga, Almería y Murcia, así como el norte de África es, «aunque no extremo, relativamente alto» por el límite de las placas y ha señalado que si el terremoto de esta madrugada se hubiera producido más cerca de la población, «habría sido muy destructivo».

En línea con ello, ha recordado que el de Lorca, registrado en 2011, tuvo una magnitud menor que el de hoy, 5,1, y que si dejó tantos daños materiales y desgracias personales -nueve muertos- fue porque su epicentro fue muy superficial, solo a tres kilómetros de profundidad y ha señalado que la magnitud del seísmo de hoy es tan importante «como si hubiera explotado una bomba de 20.000 toneladas de TNE».

El responsable de los geólogos también ha recordado que en la Navidad de 1884 otro terremoto, de 6,7, dejó en Granada entre 750 y 900 muertes. «Lo que decimos es que se lo hay que tomar en serio porque de vez en cuando hay terremotos de esta magnitud y hay que gestionar estas medidas».

«Si se hubiera producido en tierra habría causado centenares de muertos y la historia nos dice que es posible, por lo que, tomemos medidas», ha recalcado Suárez, que ha lamentado que «el tiempo geológico tiene poco que ver con el político» advirtiendo de que cuando ocurra un terremoto destructivo los poderes públicos «le van a echar la culpa al azar».