Imagen de archivo
Imagen de archivo - REUTERS

Escándalo en Francia por la revelación de ciberacoso de periodistas a sus compañeras

Ante la escalada de revelaciones, más de 900 periodistas, miembros de todas las asociaciones gremiales de Francia, han publicado un manifiesto denunciando el silencio culpable de la dirección de algunos medios

Corresponsal en ParísActualizado:

Francia descubre horrorizada que periodistas que han trabajado y trabajan en los medios más «virtuosos» han estado practicando, desde hace una década, el más grosero, zafio y temible ciberacoso contra colegas, mujeres, víctimas de las agresiones más penosas, del insulto al montaje pornográfico.

Ante la escalada de revelaciones, más de 900 periodistas, miembros de todas las asociaciones gremiales de Francia, han publicado un manifiesto denunciando el silencio culpable de la dirección de algunos medios, ante un comportamiento «que no tiene nada de excepción».

El manifiesto «La Liga LOL no tiene nada de excepción» ha sido publicado por Le Monde, intentando evitar que la crisis se transforme en una mancha negra para el periodismo francés.

La Liga LOL se creó el 2009. Y de ella forman o han formado parte una treintena de periodistas influyentes que han trabajado y / o trabajan en medio tradicionalmente «virtuosos» como el matutino «Liberation» o el semanario «Les Inrockuptibles».

Hace poco más de diez años, un periodista de «Liberation» tuvo la idea de crear un grupo en Facebook y Twitter, que pronto recibió el nombre de Liga, Liga LOL. En inglés, LOL (Laughing Out Loud, Reirse a carcajadas). Tras «bromas» y chistes de un mal gusto creciente y grosero, el grupito de periodistas «chistosos» se transformó en un grupo que ha estado practicando el acoso sistemático de mujeres, preferentemente jóvenes, víctimas de las «gracietas» consagradas a su físico, su sensibilidad sensual, sus preferencias políticas, incluso su vida íntima.

El manifiesto de protesta y denuncia del comportamiento de la Liga LOL hace el siguiente análisis del problema de fondo: «Los miembros de este grupo se sirvieron de tweets sexistas, racistas, homófobos y antisemistas, para acusar a algunos hombres, pero, sobre todo, a muchas mujeres, periodistas, que también fueron víctimas de “bromas” telefónicas y fotomontajes pornográficos. Las víctimas conocían a los agresores, que tenían puestos de responsabilidad en medios influyentes. Ante esa realidad, muchas de las víctimas temían por las repercusiones que podían tener sus quejas y denuncias, si denunciaban el acoso sistemático..».

Finalmente, varias víctimas han decidido hablar. Y ha estallado el escándalo.

La dirección de «Liberation» y otros medios se han visto obligadas a pedir y dar explicaciones. Varios de los miembros de la Liga LOL han dimitido de sus cargos.

El manifiesto firmado por 900 periodistas de toda Francia pone el dedo en una llaga gangrenosa. La dirección de medios influyentes no ha deseado «ver» y ha preferido «mirar a otra parte» ante la practica del ciberacoso más zafio, grosero e inquietante.