Unos alumnos escuchan a su profesor en su aula
Unos alumnos escuchan a su profesor en su aula - EFE

Las cinco mentiras de la inmersión lingüística

La plataforma Convivencia Cívica Catalana denuncia en un informe los mayores engaños del proceso de enseñanza del castellano en aulas de Cataluña

BarcelonaActualizado:

La «inmersión lingüística es un engaño que se sustenta en mentiras repetidas durante años», denuncia en declaraciones a ABC el presidente de Convivencia Cívica Catalana (CCC), Francisco Caja. En un informe, la entidad subraya las cinco «falsas verdades» sobre las que los nacionalistas han defendido durante años su modelo lingüístico.

1-. Hay consenso social. Según CCC, entre la ciudadanía de Cataluña no existe ningún consenso social a favor de la inmersión.Los sustenta con encuestas que demuestran que apenas un 14 por ciento de los catalanes aboga por ella.

2-. Un modelo avalado. Según la Convivencia, la inmersión nunca ha sido avalada por Europa en la

forma en que se aplica en Cataluña. Por contra, el Consejo de Europa ha advertido de que debería ser voluntaria.

3-. Es un modelo de cohesión social. CCC demuestra que, bajo la inmersión, los niños castellanohablantes fracasan el doble que los catalanohablantes porque a las dificultades del proceso de aprendizaje se suman las de manejarse en una lengua que no es la suya.

4-. Es un modelo integrador. Convivencia lo niega y se basa en los datos de PISA, que demuestran que el sistema educativo catalán es el que demuestra una menor integración del alumnado inmigrante en la escuela.

5-. Dos horas de castellano son suficientes. CCC desmiente esta afirmación y arguye que los alumnos catalanes escriben peor en castellano y tiene un peor conocimiento de la literatura española.