Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas
Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas - Reuters

La ONU avisa: los objetivos actuales de emisiones no sirven para frenar el calentamiento global

Un informe apunta a que solo hay dos años para adaptar y promulgar las políticas de reducción de emisiones

MadridActualizado:

Las emisiones de gases de efecto invernadero van a seguir aumentando a pesar de los planes presentados en países de todo el mundo para reducirlas. La advertencia la ha lanzado este miércoles la ONU a través de un informe en el que prevé que el planeta supere los 2ºC de calentamiento global, la barrera a partir de la cual se muestran los peores efectos del cambio climático. Por ello, urge a los países a presentar nuevos objetivos de emisiones en dos años.

El momento en el que la ONU ha hecho público el análisis no es casual. Este viernes comienza una semana en la que se prevén grandes movilizaciones contra el cambio climático en todo el mundo. Primero será una gran huelga climática global (que se repetirá el viernes 27), y la seguirán movilizaciones, una cumbre de Clima y Juventud de la ONU y, a partir del lunes, la Cumbre de Acción Climática también de Naciones Unidas, que va a reunir en Nueva York a representantes de todo el mundo, incluído el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

A través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la ONU ha hecho público el informe «The Heat Is On», que calcula que con los actuales planes, las emisiones serán en 2030 un 10,7 por ciento mayores respecto a los datos de 2016. Una cifra que implica que el planeta alcanzará los 3 grados de calentamiento global y que se sitúan muy lejos de la reducción del 45% que pide la ONU.

«Quiero escuchar cómo vamos a detener el aumento de las emisiones para 2020», dice el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. El Acuerdo de París, de 2015, contemplaba que en 2020 los países actualizaran sus objetivos de reducción de emisiones. Ahora, el informe supone un tirón de orejas para muchos, en especial los desarrollados, justo antes de que comience la cumbre climática en Nueva York. El análisis detalla que 14 países –que por sí solos representan el 26% de las emisiones de gases de efecto invernadero– no tienen intención de revisar sus planes para luchar contra el calentamiento global para 2020 y otros 71, la mayoría de los desarrollados, no han sido «claros» sobre sus planes.

Unión Europea

Sí hay otros 112 estados con la intención de actualizar sus objetivos para 2020. El problema es que, pese a ser la gran mayoría de los 196 firmantes del acuerdo, en conjunto representan solo el 53% de las emisiones mundiales, al incluir a muchas naciones en desarrollo. Son ellas, según el análisis, las que están liderando la lucha climática. También son las más vulnerables.

Sobre la Unión Europea, el informe se hace eco de las palabras de la presidenta electa de la Comisión, Ursula von der Leyen, en las que manifestó que quería que Europa sea «el primer continente neutral para el clima en el mundo en 2050», pero también apunta a que desde 2017 las emisiones han aumentado. «Es necesario tomar decisiones y promulgarlas en los próximos dos años», concluye el informe.