Gloria Francisca, asesinada en su casa de Palma de Mallorca, junto a su hijo de 16 años, sospechoso del asesinato
Gloria Francisca, asesinada en su casa de Palma de Mallorca, junto a su hijo de 16 años, sospechoso del asesinato - ABC

El adolescente que habría matado a su madre en Palma ingresa seis meses en un centro de menores

El sospechoso del crimen y la novia de éste deberán cumplir inicialmente un internamiento terapéutico en régimen cerrado

Palma de MallorcaActualizado:

El Juzgado de Menores número 2 de Palma ha acordado este martes, como medida cautelar, el ingreso en un centro de menores de Mallorca del hijo menor de Gloria Francisca Zavala, mujer de origen ecuatoriano y 53 años de edad, que fue asesinada hace quince días en su casa de Palma. El joven, de 16 años, es por ahora el principal sospechoso de la muerte de la mujer, que habría sido provocada por estrangulamiento. La juez le atribuye al menor un presunto delito de homicidio y otro de estafa. La mencionada medida cautelar ha sido decretada también este martes para la novia del chico, de 17 años de edad. Ambos deberán cumplir inicialmente un internamiento terapéutico en régimen cerrado durante seis meses, que podría ir siendo prorrogado.

Cabe recordar que ambos adolescentes habían salido de la isla en la mañana del 14 de mayo, primero con destino a Barcelona y luego a Bruselas, horas antes del inesperado hallazgo del cadáver de Gloria Francisca, en la medianoche de ese mismo día. Los dos jóvenes se estuvieron alojando en un hotel del extrarradio de Bruselas desde su marcha y hasta su detención. El pago de los gastos se habría hecho con una tarjeta de crédito ajena. Los arrestos se produjeron el 21 de mayo por parte de la Policía Nacional, en cumplimiento de una orden europea de detención. Finalmente, ambos fueron trasladados ayer desde la capital belga hasta Mallorca. Los dos comparecieron primero ante la Fiscalía de Menores. Al parecer, el hijo de Gloria Francisca se habría acogido a su derecho a no declarar, mientras que su novia habría dicho que él le confesó ser el causante material de la muerte de la mujer.

En ese contexto, como se ha indicado ya, la juez ha decidido este martes el internamiento provisional de los dos jóvenes. La petición previa había sido hecha por la Fiscalía de Menores. La magistrada ha ordenado que el chico ingrese en el centro de «Es Pinaret» y que su novia entre en el centro de «Es Fusteret». La decisión de la medida cautelar es de la titular del Juzgado de Menores número 1 de Palma, pero el Juzgado competente de la causa es el Juzgado de Menores número 2 de Palma.

Una investigación compleja

Gloria Francisca residía desde hacía unos dos años en la planta baja situada en el número 278A de la carretera militar de Palma. Junto a ella vivían su hijo menor y un compañero de piso. Dicho compañero había pasado unos días en Madrid hace tres semanas. Al regresar el 14 de mayo por la noche a la vivienda, percibió un fuerte olor, buscó su posible origen, descubrió el cadáver y avisó a la Policía.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación desde el primer momento. Las primeras hipótesis sobre el suceso apuntaban ya a un crimen, pues el cuerpo sin vida de Gloria Francisca presentaba signos de violencia. El cadáver fue encontrado en un arcón ubicado en el garaje de la finca, envuelto en dos bolsas de plástico. Con posterioridad, el cuerpo de la mujer fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Palma. La autopsia que se le practicó confirmó que efectivamente se trató de una muerte violenta. El fallecimiento habría tenido lugar en el fin de semana situado entre el 11 y el 12 de mayo.

Gloria Francisca trabajaba en un parque acuático ubicado en la zona turística de S'Arenal. Sus compañeros la consideraban una persona muy responsable, atenta y servicial. Por ello, al no haber acudido el 13 de mayo a su lugar de trabajo, sus amigos decidieron avisar de su desaparición. Un día después, a primera hora, el hijo menor —de quien luego se sospechó— y su madrina acudieron a la Policía a presentar una denuncia.

Por su parte, una vecina de Gloria Francisca explicó a los medios que el fin de semana en el que tuvo lugar su desaparición habría escuchado diversos golpes en la casa de la mujer. Por otro lado, algunos allegados habrían comentado a la Policía que desde hacía tiempo existía una mala relación entre la víctima y la actual novia de su hijo. Una de las hipótesis aún por confirmar es que madre e hijo habrían discutido el fin de semana en que tuvo lugar el crimen, al parecer porque Gloria Francisca le habría quitado la tarjeta del teléfono móvil al menor. Otra conjetura aún en estudio es que el joven llevaba ya algún tiempo recabando dinero para una posible marcha de la isla. En cualquier caso, por ahora sólo existen sobre todo indicios y suposiciones aún sin confirmar en relación a los posibles autores del crimen y a las causas del mismo.