En la fachada atlántica de La Coruña, las olas han llegado a seis metros
En la fachada atlántica de La Coruña, las olas han llegado a seis metros - fotos: efe

La primera «ciclogénesis» golpea a Galicia con rachas de hasta 130 km/h

A la espera del «pico» del temporal que se registrará la próxima madrugada, La Coruña y Pontevedra son las provincias más afectadas por el viento y la lluvia. La Aemet calibra que la profunda borrasca es intensa pero muy fugaz, de solo 24 horas

Actualizado:

La primera «ciclogénesis» activa de la temporada ya está aquí. Los tiempos más que revueltos han entrado por la costa gallega, y han dejado rachas de viento superiores a los 130 kilómetros por hora en Cedeira, así como registros pluviométricos por encima de 30 y 40 litros por metro cuadrado en el interior de Pontevedra. Según ha informado este martes la Agencia Estatal de Meteorología ( Aemet), esta gran borrasca va a ser tan rápida como intensa, ya que dejará persistentes lluvias, vientos de hasta 120 kilómetros por hora y olas de seis metros, pero habrá remitido en apenas 24 horas. Así que, según el meteorólogo Emilio Rey, el episodio habrá concluido el próximo jueves y el fin de semana ya se disfrutará de temperaturas veraniegas nuevamente en España. [ En imágenes, la llegada de la ciclogénesis a España]

Galicia se lleva, hasta el momento, el grueso de las consecuencias provocadas por el mal tiempo. Se han producido caídas de árboles y numerosos desperfectos en el mobiliari urbano. En la fachada atlántica y el norte de Lugo se han registrado rachas de entre 80 y 90 kilómetros por hora, conforme a los registros facilitados por el servicio autonómico de Meteorología, Meteogalicia. Mientras, en las zonas altas de la Comunidad gallega el viento ha alcanzado entre los 90 y 100 km/h, como los 110 kilómetros por hora registrados en la zona de Burela (Lugo). Meteogalicia también informa de que se han registrado lluvia dde 110 litros por metro cuadrado en algunos puntos de la región.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Alcázar, ha subrayado a Efe que las lluvias más intensas y las rachas más fuertes de viento se van a registrar durante esta tarde de martes y la madrugada de mañana miércoles. Alcázar ha explicado que el proceso de formación de la borrasca ha sido «muy rápido» y que el paso de la misma por España va a ser igualmente fugaz.

«Es inusual en septiembre»

Por Galicia ha entrado este martes una ciclogénesis explosiva, que ya ha dejado intensas lluvias en las provincias de La Coruña y Pontevedra
Por Galicia ha entrado este martes una ciclogénesis explosiva, que ya ha dejado intensas lluvias en las provincias de La Coruña y Pontevedra

Esta profunda borrasca se va a desplazar hacia Gran Bretaña, adonde llegará más debilitada y habiendo descargado ya en la Península Ibérica la mayor sacudida.

Se han unido dos frentes

La presente ciclogénesis se ha formado al fusionarse dos borrascas (es decir, consta inicialmente de dos centros de presión que se han unido en un solo en su trayectoria hacia las proximidades de Galicia) y embestirá con un fuerte temporal de viento, lluvia y oleaje a zonas costeras de esa Comuniada atlántica y del Cantábrico occidental. En esas áreas el viento alcanzará una fuerza 8, y ocasionalmente fuerza 9 (en una escala internacional que abarca hasta 12) en las costas gallegas, y una altura de olas de unos 6 metros de media; en el resto del Cantábrico se espera fuerza 7 y olas de hasta 5 metros, de acuerdo con las explicaciones de la Aemet. El viento fuerte, del suroeste y del oeste, afectará a gran parte de la mitad noroccidental peninsular, con más intensidad en el cuadrante noroeste, donde son probables rachas de 90 y 100 kilómetros por hora, incluso rachas que rondarán los 120 kilómetros por hora en zonas altas de la Cordillera Cantábrica, según los datos de la misma agencia.

A última hora del miércoles la Aemet espera dar por concluido este episodio

Las precipitaciones afectan sobre todo a Galicia (donde pueden llegar, en la fachada atlántica, hasta los 140 litros por metro cuadrado), al oeste de Asturias, noroeste de Castilla y León y a la parte más occidental del Sistema Central, y serán también significativas en otras zonas del norte, el oeste y el centro de la Península.

Se espera que durante la tarde de mañana miércoles el viento vaya amainando, primero por el oeste y luego por el este, de forma que a últimas horas del miércoles y primera del juevse la Aemet dará por terminado este episodio borrascoso.

Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha alertado a aquellas comunidades en las que se van a registrar las precipitaciones y los vientos más fuertes. Las recomendaciones pasan por asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer por el viento a la vía pública, alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción y abstenerse de subir a andamios. Cabe recordar el importante consejo de no andar por las aceras bajo tejados y techumbres en mal estado, que pueden desgajarse de alguna pieza y provocar heridas en los transeúntes.

Desde Interior y la Dirección General de Tráfico (DGT) se insiste además en la importancia de extremar la precaución en carretera ante las rachas fuertes de viento, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Protección Civil recuerda la conveniencia de disminuir la velocidad si llueve de forma intensa, no detener el vehículo en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua y circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.