La comitiva que condujo al muñeco que representa a Puigdemont antes de ser quemado y tiroteado en Coripe - C. G.
Quema de Judas

Gabriel Rufián ve una «salvajada» el acto de Coripe, pero defiende que no acabe ante la justicia

Dice que «libertad de expresión es sagrada» y exige que tenga consecuencias políticas la «quema» de Carles Puigdemont

CoripeActualizado:

El número dos de ERC a las elecciones generales, Gabriel Rufián, ha tildado de «barbaridad y salvajada» la quema este fin de semana de un muñeco que representaba al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en la localidad de Coripe.

Lo ha dicho en un acto de campaña de ERC ante la Conselleria de Economía, símbolo para el independentismo ya que allí se produjo un registro policial el 20 de septiembre de 2017 y una concentración de protesta que derivó en la prisión preventiva de Jordi Cuixart (Òmnium) y el entonces líder de la ANC, Jordi Sànchez.

«No hay ninguna tradición que justifique lo que llevamos viendo las últimas horas», ha expuesto en relación al vídeo que circula por las redes sociales en los que se ve la quema del muñeco, y ha asegurado que, si esto se hubiera producido en Cataluña, la reacción del Estado hubiera sido otra.

«¿Qué hubiera pasado si en cualquier pueblo de Cataluña se hubiera actuado así con un muñeco de Albert Rivera y Pablo Casado con la colaboración de los Mossos? Estaríamos todos camino de la Audiencia Nacional», ha expuesto el candidato independentista.

También ha defendido que, igual que le parece una salvajada lo ocurrido, también se lo parecería que alguien acabara ante el juez por ello, y ha considerado que el caso no debería llegar a la justicia porque «la libertad de expresión es sagrada».

Si por un lado considera que no debería haber consecuencias penales, ha explicado que lo ocurrido sí debería tener consecuencias políticas, y ha pedido al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y a la candidata del PSC, Meritxell Batet, que se lo reclamen, por ejemplo, al alcalde socialista de Coripe.