Uno de los vehículos volcados a raíz de las disputas entre vecinos y ciudadanos rumanos
Uno de los vehículos volcados a raíz de las disputas entre vecinos y ciudadanos rumanos - ABC
PEDRERA

El alcalde de Pedrera, sobre los altercados: «Mi pueblo no es racista»

Antonio Nogales asegura que los vecinos están avergonzados con lo que está pasando

PEDRERAActualizado:

Antonio Nogales Monedero, alcalde de Pedrera, localidad en la que en los últimos días se han producido disturbios entre vecinos y la comunidad rumana, ha negado hoy que su pueblo tenga un sentimiento racista, para sostener que «los vecinos están avergonzados con lo que está pasando».

En declaraciones a Efe, el regidor se ha referido así a unos sucesos por los que ya hay siete personas detenidas, de las que tres son rumanos y cuatro españoles, tras un accidente de tráfico el pasado sábado que desencadenó una pelea, y a su vez la represalia de grupos no identificados contra los vecinos del pueblo originarios de Rumanía.

Nogales ha sentenciado que «esto es cosa de unos pocos, porque el 90 por ciento de los vecinos del pueblo -de unos 5.000 habitantes- rechaza los hechos».

Ha señalado, también, que en muchos casos no se puede hablar de inmigrantes en torno a la población rumana, «porque llevan aquí más de quince años, algunos han tenido hijos aquí», con lo que ha entendido que su integración va más allá de la de la propia población inmigrante itinerante que acude en meses concretos a la zona para trabajar en la recogida de la aceituna.

Todo a raíz de un accidente de circulación en el casco urbano de la localidad sevillana, un suceso en el que se produjeron daños materiales leves, pero que provocó una discusión entre los usuarios de los vehículos.

Antonio Nogales
Antonio Nogales - ABC

El hecho terminó con la agresión de los ocupantes de uno de los coches implicados, tres ciudadanos rumanos residentes en Pedrera, al conductor del otro vehículo, vecino también de la localidad.

La noche del accidente y como consecuencia de la agresión se produjo una concentración espontánea de personas en las dependencias de la Policía Local en la que se encontraban detenidos los responsables de la agresión, quienes fueron trasladados por la Guardia Civil al cuartel de la localidad de La Roda para la instrucción de las diligencias.

Tras ello, los reunidos se dirigieron a diferentes calles de la localidad donde volcaron tres vehículos de ciudadanos rumanos residentes en Pedrera.