El Apunte

Nuevo cerco al narcotráfico

El Gobierno del PSOE aplica una ley que dejó sobre la mesa el PP y que prohíbe el uso privado de las narcolanchas

CádizActualizado:

Una decisión que llega en un momento clave, pero su aplicación se necesitaba antes. El Gobierno ha iniciado el trámite normativo para prohibir el uso privado de las narcolanchas.Precisamente estas embarcaciones, que se construyen por encargo en talleres clandestinos del Campo de Gibraltar, son los vehículos utilizados para el tráfico de droga entre Marruecos y España. Los conductores de las narcolanchas son de los que más se embolsan en este negocio, donde las mafias captan a jóvenes de la zona para hacer el trabajo sucio. Los conductores de las ‘gomas’ están dispuestos a arrojar la carga al mar cuando atisban presencia policial y reciben por este trabajo hasta 60.000 euros por servicio concluido. Si se sitúan entre los que no tiran la mercancía, la cifra asciende a 90.000 euros. Estos últimos corren más riesgo y habitualmente regresan a su puerto de salida cuando se percatan de la existencia de barcos de las fuerzas de seguridad.

En ocasiones, se quedan en alta mar a la espera de que se despeje su camino, cosa que puede tardar días en suceder. Sus acompañantes de embarcación reciben menos dinero, porque no asumen tanta responsabilidad. El 70% de la droga que se incauta en España es interceptado en La Línea, según fuentes policiales, aunque reconocen que las fuerzas de seguridad solo consiguen intervenir el 25% del material que entra. El nuevo Gobierno aprobó este viernes un anteproyecto de ley para prohibir el uso privado de las embarcaciones neumáticas y semirígidas de alta velocidad, las denominadas «narcolanchas», lo que permitirá su decomiso aunque no lleven droga cuando sean detectadas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señala que estas embarcaciones sólo podrán ser utilizadas por organismos o entidades públicas y aquellas que se encargan de labores de salvamento y de asistencia marítima. Será obligatorio su inscripción en un registro que será creado por esta norma, impulsada por el Ministerio de Hacienda en coordinación con Interior. Montero ha subrayado que el objetivo es avanzar en la lucha contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y al contrabando de tabaco.

La iniciativa declara «prohibidas» las embarcaciones de alta velocidad que utilizan las mafias, especialmente en la costa del Campo de Gibraltar, y penalizará su uso ilegítimo. Se podrá efectuar el decomiso por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado de estas embarcaciones cuando sean detectadas, aunque no lleven carga ilícita.