El Apunte

El motor económico de la provincia

Impulsar la Zona Franca es una de las grandes asignaturas pendientes de Cádiz

Actualizado:

Una de las grandes asignaturas pendientes que tienen la ciudad de Cádiz y la provincia, sino la mayor, es el impulso definitivo de la Zona Franca. Impulso urbanístico y económico. Reordenar todo el recinto exterior, que es caótico y son miles de metros cuadrados en estado de semiruina, debería ser una prioridad para todos los organismos públicos de la capital gaditana. Y por supuesto, la atracción de empresas gracias a los beneficios fiscales que supone instalarse en el recinto, que beneficiarían a toda la Bahía y la provincia. El responsable hasta hace unas semanas de la gestión de la Zona Franca, Alfonso Pozuelo_(PP), había iniciado un camino que tenía visos de ser más que positivo para Cádiz. Pero al igual que la del Gobierno de la nación, su gestión se ha visto cortada de forma abrupta.

Le toca ahora al PSOE gestionar un ente que como afirmaba ayer el vicepresidente de la Junta de Andalucía, debe convertirse «en motor económico de la provincia». La elegida para ello ha sido la hasta ahora concejala socialista en el Ayuntamiento de Cádiz, Victoria Rodríguez, quien tiene ante sí una excelente oportunidad de demostrar sus dotes de gestión.

Terminar de instalar empresas en el estadio Ramón de Carranza, así como en la antigua fábrica de tabaco son dos de los asuntos más inminentes. Pero hay otros más a largo plazo que se antojan fundamentales para el futuro industrial de la Bahía gaditana. Fundamentalmente el de Las Aletas, que nació con mucha fuerza hace más de una década pero que duerme en un cajón desde que la crisis paralizó prácticamente todo.

Para ello juega un papel fundamental la Junta de Andalucía y como también dejaba entrever ayer Jiménez Barrios, Cádiz está ante una excelente oportunidad al confluir dos administraciones del mismo signo en el Gobierno central y en el andaluz. Cabe exigir a ambas que sean capaces de aprovecharla y que ello redunde en la creación de puestos de trabajo para los gaditanos. La tercera pata de esta mesa la compone el Ayuntamiento de Cádiz, cuyo alcalde ostenta la presidencia de Zona Franca. Pero en los tres años que lleva en el cargo apenas ha empleado un par de mañanas a este asunto. Así que, como en casi todos los asuntos realmente importantes para Cádiz, Kichi ni está ni se le espera.