OPINIÓN

Home

El relajado ambiente del Reino Unido permite el desarrollo de una oferta cultural intensa y atractiva

Actualizado:

Quien visite el Reino Unido en estos tiempos encontrará ese viejo y poderoso estado fracturado por múltiples desgarros: la salida de Europa, la independencia de Escocia y los conflictos entre los diversos grupos étnicos, que configuran ese mosaico demográfico generado por los grandes flujos migratorios como consecuencia de tan vasto imperio. Sorprende sin embargo la tolerancia ambiental que cubre con un velo de tranquilidad la convivencia y la vida política y social de la nación. La prensa internacional publicó en su día esa expresiva imagen de dos amigos que acudieron abrazados a votar en el referéndum escocés, cada uno con la enseña de su propia opción: Unión Jack, Saint Andrew’s Cross. Este relajado ambiente permite el desarrollo de una oferta