Mariah Carey, durante el concierto de esta noche en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid
Mariah Carey, durante el concierto de esta noche en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid - EFE

Mariah Carey, la reina de la Navidad, brilla en Madrid

La cantante deleitó a los 7.500 espectadores que acudieron a un «show» pleno de magia

Actualizado:

Uno de los indicadores de que queda poco para la Navidad es escuchar en cada tienda la canción de Mariah Carey «All I Want for Christmas is You». El espíritu navideño comienza así a recorrer cada parte del cuerpo y el estribillo no hay quien se lo saque de la cabeza. Año tras año, desde que salió en 1994, se coloca en el número uno en la lista de reproducción, convirtiéndose en todo un himno de la Navidad. Pero, no hay nada parecido a escucharlo en directo. En un espectáculo lleno de magia, la diva regresó ayer después de 18 años al WiZink Center de Madrid, donde deleitó a su público más acérrimo, que fue vestido para la cita con gorros navideños.

«Somos sus renos, nos hemos comprado precisamente este gorro para la ocasión», dijo Oliver Alfaro, de 34 años, que fue desde Granada para ver a la estadounidense. «Voy a llorar tanto cuando la vea… llevaba esperando que viniese 18 años porque cuando vino era adolescente». Y tras la espera para muchos, el momento llegó.

La apacibilidad de una de las melodías del «Cascanueces», interpretada por una bailarina de ballet, dio paso a los gritos de los espectadores. Una cortina roja al estilo teatral desveló una Mariah Carey rodeada de una estampa navideña con un árbol de Navidad y multitud de regalos. El escenario y la atmósfera trasladaron desde el primer minuto a los espectadores a una Navidad a la americana, mientras la cantante entonaba «Hark! The Herald Angels Sing» ataviada con alas de ángel y un vestido blanco con luces.

«I love you» fueron las primeras palabras que dedicó a los 7.500 asistentes a los que confesó no saber español. Lo único que se atrevió a decir fue: «Hola Madrid».

El toque más rítmico llegó con «Oh Santa» y «Christmas» que hizo levantar y disfrutar a todos. Este momento fue aprovechado por la diva para dejar paso a un coro góspel dirigido por Trey Lorenz y así mantener el ambiente mientras ella se cambiaba de vestuario. En esta ocasión, optó por uno con el que emular a una «reina de las nieves», con el que cantó «Silent Night». Y siguiendo con las excentricidades que la caracterizan, dos estilistas subieron al escenario para peinarla y maquillarla.

La demostración de su potencia de voz llegó con «Joy to the World», con la que hizo vibrar al público. Por supuesto, a esta cita no podía faltar Papá Noel, quien empezó a regalar muñecos al compás de «Here Comes Santa Claus». A este repertorio incluyó «Emotions», una canción que no suele cantar en esta gira, como ella mismo anunció, y con la que desató la euforia entre aquellos que buscaban algo más que villancicos. Le siguió «The Distance», «We Belong Together» y su primer éxito mundial, «Hero». Decenas de globos blancos iluminados crearon la atmósfera más especial del concierto.

La guinda final tras hora y media de concierto fue la canción más esperada del tour que ha recorrido este año once ciudades europeas: «All I Want for Christmas is You». Ningún móvil se libró de captar a Mariah Carey rodeada de elfos, Papá Noel y cantantes de góspel que llenaron de ilusión a todos los asistentes. Una carga de espíritu navideño a la espera de que llegue la fecha señalada en el calendario para los amantes de estas fiestas: la Navidad.