Mariah Carey
Mariah Carey - ABC

Mariah Carey, la estrella (pop) de la Navidad

El próximo lunes hará su última escala europea en Madrid, donde no actúa desde hace dieciocho años

MadridActualizado:

Cuando Mariah Carey empezó a componer«All I Want for Christmas is You» con un pequeño teclado, allá por 1994, de pronto le asaltó la duda. «¿Por qué estoy haciendo un disco navideño tan pronto en mi carrera?», se preguntó la joven cantante. «Porque me hacía feliz», se contesta a sí misma casi un cuarto de siglo después, en una breve entrevista publicada por su sello en YouTube. «Es increíble ver cómo la gente reacciona a esa canción. Cada persona tiene sus propios recuerdos de Navidad, y con esta canción todo eso vuelve a ellos. Es raro, porque yo también tengo mis propios recuerdos. Pero en el fondo, lo que hacemos es experimentarlos todos juntos en este gran concierto. Quien quiera pasar estas Navidades conmigo se lopasará en grande, eso seguro».

La artista estadounidense, que asegura disfrutar mucho «experimentando otras culturas y viendo cómo se celebra la Navidad en otros lugares», lleva recorriendo el viejo continente desde el pasado 1 de diciembre, cuando arrancó el «All I Want For Christmas Is You Tour» en Noruega. Esta noche actuará en Bruselas, y el próximo lunes hará su última escala europea en Madrid, donde no actúa desde hace dieciocho años.

Su último concierto en España, en el mismo escenario que pisará dentro de tres días (el por entonces Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid), se celebró el 29 de febrero de 2000. Un año crucial para ella, ya que fue por entonces cuando decidió romper «la jaula dorada» que le construyeron los directivos de su compañía, tomando las riendas de su carrera convirtiéndose en productora de sus propios discos.

Nueva andadura

Esta nueva andadura no arrancó con buen pie. «Glitter» (2001) y «Charmbracelet» (2002) fueron un fiasco comercial, y tuvo que esperar hasta 2005 para recuperar su trono gracias a «The Emancipation of Mimi», que fue el disco más vendido del año en Estados Unidos. Desde entonces, Mariah Carey ha sido una diva de altibajos, tanto en cuestiones artísticas como de imagen. Su melopea en la gala del Palm Springs Film Festival de 2010 sigue siendo inolvidable, igual que su actuación en Times Square (Nueva York) la nochevieja de 2016, tan desastrosas que se vio obligada a pedir disculpas vía Twitter: «Son cosas que pasan. Que todos tengan un feliz y saludable año nuevo. Seguiré dando más titulares en 2017».

Pero no son fechas para sacarle los trapos sucios a nadie. Además, su nuevo show navideño tiene que ser imponente. «The Guardian» lo ha descrito como «refrescante, sentimental y brillante en todos los sentidos», y «The Daily Telegraph» también asegura que es «brillante e irresistible». Además, en el Wizink Center no sólo sonarán los villancicos de «All I Want For Christmas is You» (el disco navideño más vendido, con 16 millones de copias), sino también todos sus grandes clásicos. Éxito garantizado. O debería.