El lado solidario de los heavies: Metallica ayuda a construir el primer hospital oncológico para niños de Rumania

Repasamos las acciones benéficas del grupo estadounidense de metal, que también han llegado a España

Actualizado:

Los californianos Metallica ham donado 250.000 euros a una asociación rumana que está construyendo el primer hospital pediátrico oncológico del país. La donación a Daruieste Viata (Dar vida), fundada en 2012, se produjo antes del reciente concierto de la banda en el país, el cuarto que dan allí desde 1999.

Rumania tiene una de las infraestructuras menos desarrolladas de la UE debido a una pobre administración pública, corrupción y burocracia, a pesar de años de fuerte crecimiento económico y miles de millones de euros en financiamiento del bloque europeo. El actual Gobierno ha pospuesto repetidamente los planes para construir tres nuevos hospitales regionales para los que la UE ha destinado fondos.

La construcción del hospital con el que colabora Metallica comenzó a mediados de 2018 en Bucarest, uno de los pocos en ser construidos en Rumanía en las últimas tres décadas. Se espera que el proyecto esté listo el año próximo, con donaciones de 260.000 individuos y poco menos de 2.000 compañías por el momento.

La donación de Metallica fue hecha a través de la fundación sin fines de lucro de la banda, All Within My Hands, con la que reparten fondos sacados de un porcentaje de las entradas de sus conciertos. En sus primeros seis meses de existencia, donó casi un millón de dólares a bancos de alimentos de todo el mundo. Además, con su gira «Worldwire» han donado un mínimo de 10.000 dólares a asociaciones benéficas de las ciudades donde han tocado. De hecho, en su última visita a España el pasado mes de mayo, el grupo donó 68.000 euros en Madrid para la ONG Bokatas, que proporciona comida, conversación, información, compañía y transporte a hospitales para personas sin hogar, así como 50.000 en Barcelona para las organizaciones Iguales en acción y Calor en la noche.

En 2017, Metallica, Mastodon y otros grupos de metal y rock también se sumaron a la iniciativa «Ten bands, one cause» (Diez bandas, una causa), puesto en marcha por el Gilda’s Club, una asociación en memoria de la humorista Gilda Radner, quien en 1989 falleció a causa del cáncer de mama que sufría. La campaña consistió en reunir a diez grupos para que escogieran uno de sus trabajos de estudio, lo reeditaran en vinilo de color rosa y destinaran todos los beneficios de su ventas a la ayuda a enfermos de cáncer y sus familiares en la ciudad de Nueva York.

Estas acciones solidarias son más frecuentes de lo que parece en el mundo del metal. Otro mito del género, Judas Priest, acaba de recaudar 150.000 dólares para la Glenn Tipton Parkinson's Foundation, que serán dedicados a la investigación sobre el Parkinson (enfermedad que sufre su guitarrista, que da nombre a la fundación), en concreto sobre un nuevo tratamiento pionero llamado talamotomía por ultrasonido enfocado guiado por MR. Otros heavies de renombre que han estado implicados con causas benéficas son Ronnie James Dio, con su fundación contra el cáncer (el propio cantante murió por la enfermedad), el guitarrista Slash y su Bob Irwin Wildlife & Conservation Foundation (en defensa de la biodiversidad), Alice Cooper y su asociación Solid Rock para ayudar a los niños sin acceso a la cultura y el arte, o Dee Snider y Linkin’ Park, que han ayudado a diferentes campañas en favor de los damnificados por diferentes desastres naturales en Estados Unidos.

En nuestro país ha habido iniciativas metaleras solidarias como el festival Metal Lorca, que 2011 reunió a bandas como Ktulu, Silver Fist, Beethoven R, A Palo Seko, Sphinx, Gauntlet o Dragonfly, para recaudar fondos para los damnificados por los terremotos que sufrió la localidad ese año.