El buque escuela, en el dique seco.
El buque escuela, en el dique seco. - Antonio Vázquez
BUQUE ESCUELA

El Juan Sebastián de Elcano sale esta semana de dique

El buque escuela terminará su varada un poco más tarde de lo inicialmente previsto

San FernandoActualizado:

Si todo marcha según lo previsto este miércoles 9 de octubre el buque escuela de la Armada Española, Juan Sebastián de Elcano, saldrá de su varada en dique seco en los astilleros militares de Navantia en San Fernando. Allí lleva desde finales de julio y, si bien tenía previsto salir el pasado 30 de septiembre, los tiempos se han dilatado un poco. Las pruebas de mar están fijadas para el día 15 (en un primer momento, pretendían realizarse el 11).

Todo esfuerzo es poco para que el bergantín-goleta esté en plena forma para iniciar uno de los periodos más exigentes de sus 92 años de historia. Por delante, el 92 crucero de instrucción, de noviembre de 2019 a abril de 2020. Y una vuelta al mundo, de agosto de 2020 a agosto de 2021, que también será su 93 crucero de instrucción.

Por eso, teniendo en cuenta que de los próximos 24 meses, 18 serán en la mar, donde se está haciendo más hincapié en este tiempo de inmovilización es en la zona de habitabilidad. «Tanto el suelo de la zona de guardiamarinas como los camarotes de oficiales han sido lijados y barnizados de nuevo para dejarlo en perfecto estado. Además se ha renovado el hogar de marinería donde éstos pasan la mayor parte de su tiempo libre. Los aseos de la zona de marinería también se han renovado por completo. Por último se ha hecho una revisión de toda la iluminación de las zonas de habitabilidad y se ha procedido a cambiar los colchones más deteriorados. Y se ha realizado un recorrido y saneado de todos los portillos para asegurar su estanqueidad durante la navegación», señalan desde el buque escuela.

Asimismo, se ha llevado a cabo una inspección exhaustiva del casco renovándolo en varios puntos por deterioro. Y también se está renovando el acero de varios compartimentos como el pañol de bebidas, las despensas, la lavandería o la caja de cadenas, ya que presentaban bastante óxido.

En cuanto al servicio de energía y propulsión se está haciendo una revisión completa de los equipos principales (motor principal, diésel generadores, planta TAR - de tratamiento de residuos- y aire acondicionado).

Desmontadas velas y mascarón de proa

Además, durante este tiempo, en el que se ha estado trabajando durante 24 horas en el Juan Sebastián de Elcano, se ha realizado un pintado completo del exterior del barco.

La diosa Minerva, mascarón de proa del 'embajador y navegante', ha sido desmontada del barco y llevada a reparar debido a las grietas que presentaba por los golpes de mar en los últimos años.

Y también se ha llevado a cabo una inspección completa de la jarcia y de la cabuyería para comprobar que todos los elementos implicados en la maniobra están en perfecto estado para la navegación. Las velas se desenvergaron para llevar al taller para coser y reparar pequeñas rifaduras. Después han sido envergadas de nuevo.

Si bien la idea es salir de varada el 9 de octubre, advierte desde la Armada que «no es seguro ya que dependerá del avance de las obras, especialmente las del casco que son las más críticas para la navegación». El día 15 se realizarán las pruebas de mar, si todo va según lo previsto. «Es un día de vital importancia ya que se comprueba que todo funciona correctamente tras la varada», subrayan. Se estima que las obras terminarán en la cuarta semana de octubre, aunque esto dependerá de su «correcta evolución». Lo que sí es seguro es que el Juan Sebastián de Elcano zarpará a los pocos días, el 3 de noviembre, del muelle de Cádiz para dar comienzo a su 92 crucero de instrucción, de seis meses de duración.