INFRAESTRUCTURAS

El puente Carranza cumple 50 años a finales de octubre

CÁDIZActualizado:

Primero fue el puente Carranza y luego, la autopista de peaje entre Sevilla y Cádiz. Casi al mismo tiempo que se ponía en marcha el plan para la construcción de la autopista se inauguraba el puente de Carranza, lo que suponía la interconexión de la Bahía. El 28 de octubre de 1969 se abría al tráfico el puente, construido por Dragados. Esta obra civil marcaba un hito en la ingeniería del momento con un coste de 664 millones de pesetas de la época, 4 millones de euros ahora. La construcción del viaducto se gestó en 1964 y fue un empeño de los gaditanos abanderado por el entonces alcalde de la ciudad, José León de Carranza.

El objetivo no era otro que unir por autopista Sevilla con Cádiz aprovechando, por un lado, el puente, y por otro, esa línea recta que permitía el terreno entre ambas capitales. Dragados inició los trabajos de la autopista en 1969, casi de forma paralela a la culminación del puente Carranza. La autopista fue cogiendo forma en el inicio de los 70. La aprobación del ministro Gonzalo Fernández de la Mora puso a Cádiz en órbita con una de las mejores autopistas de Europa. Su estreno no caló en la sociedad hasta pasados unos años. El peaje de Las Cabezas a 18 pesetas, el de Jerez a 7 pesetas o las 25 pesetas que costaba cruzar por el puente de Carranza convertían a la autopista del Sur en un artículo de lujo.

El puente Carranza se aproxima a los 50 años de vida y tiene una longitud de 1.400 metros. Se apoya sobre veintisiete pilas formadas cada una por 5 pilotes y una altura de entre 25 y 45 metros, según la profundidad de su ubicación. La luz entre cada una de estas pilas alcanza los 45 metros.

Cuenta con una zona central móvil para el paso de buques hacia la base militar de La Carraca y los astilleros de San Fernando, cuya altura máxima es de 18 metros sobre el nivel de las aguas y cuya amplitud es de unos 90 metros con dos hojas contrapesadas que son accionadas hidráulicamente. Este tramo móvil fue el más grande de España entonces. El peso aproximado de cada hoja es de 300 toneladas, las cuales, junto a su contrapeso, se sitúan en torno a las 1.200 toneladas. En el año 2007 los dos carriles de su tablero pasaron a convertirse en tres, dejando el carril central como carril reversible. Fue entonces cuando comenzó el alivió en la circulación a la hora de entrar o salir de la ciudad por este punto. Curiosamente esta mejora en el puente Carranza se hizo cuando arrancaron las obras del segundo puente.